sábado. 04.07.2020 |
El tiempo
sábado. 04.07.2020
El tiempo

Rechazo granate a la Federación

Imagen del último encuentro disputado en Pasarón, ante el Castilla. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Imagen del último encuentro disputado en Pasarón, ante el Castilla. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
El Pontevedra CF considera "injusta" la medida que propone el organismo nacional ya que piensa que la liga debe finalizar para todos ►La entidad que preside Lupe Murillo no es partidaria de remodelar la categoría sin preguntar a los clubes

Tras el comunicado enviado por la Real Federación Española de Fútbol mediante el cual abre la puerta a dar por finalizada la temporada en las competiciones no oficiales (Segunda B, Tercera), dando por cancelados los descensos de categoría y llevando a cabo fases de ascenso exprés en campo neutral y sin público, el Pontevedra Club de Fútbol ha mostrado su rechazo a esta postura, que tilda como "tremendamente injusta".

El conjunto granate alega que la solución no es justa ya que en caso de que se finalice la temporada debería ser para todos y no permitir que se celebren los play-off de ascenso y se dé por finalizado el resto. El Pontevedra, cuyo equipo "se encontraba a siete puntos de los puestos de play-off, en línea ascendente y con 30 puntos por disputarse todavía cuando se suspendió temporalmente la competición", según destaca el propio club, considera que si, finalmente, la competición se da por anulada, "debería ser para todos por igual si las razones de salud pública, que en este momento son las más importantes, así lo requieren".

Las medidas que la Federación Española quiere adoptar supondrían una remodelación de la categoría de bronce nacional, debido al aumento considerable del número de equipos. Sobre este hecho también hizo hincapié la entidad que dirige Lupe Murillo, que no considera "la opción más deseable" llevar a cabo la reforma de la categoría "sin consultar a una gran mayoría de los actores principales en un momento como este". Por ello demanda que antes de tomar una decisión que afecte a la estructura de la categoría, todos los equipos implicados deberían tener voz y voto antes de que el organismo nacional tome una decisión final, ya que por el momento no hay ningún comunicado oficial y la Federación solamente ha puesto sobre la mesa un propuesta.

Los que sí llevaron a cabo una comunicación oficial fueron los clubes de Segunda División B. Un total de 33 instituciones deportivas de la categoría de bronce nacional, entre los que se encuentra el conjunto granate junto al Coruxo FC y el Racing de Ferrol, enviaron una carta a la Real Federación Española en la cual mostraban su preocupación por el impacto y las consecuencias que la situación sanitaria puede acarrear en su labor profesional, tanto en la de los clubes como en la de los jugadores.

Los distintos equipos comunicaron al organismo e dirige Luis Rubiales que no están dispuestos a que se prolongue la temporada más allá del 30 de junio ya que eso "acarrearía graves consecuencias económicas e inseguridad jurídica en lo que a las relaciones contractuales con nuestros jugadores y técnicos se refiere".

En dicha carta también aseguran que no entienden el fútbol sin público, ya que la taquilla es una parte fundamental de los clubes en la categoría y que por ello el hecho de jugar a puerta cerrada puede ser determinante.

El Pontevedra, junto al resto de equipos, mostraba su "interés en terminar la competición en la fecha establecida". Sin embargo, la idea de que termine para todos, pero se lleven a cabo las promociones de ascenso no se adapta a esos criterios manifestados en la carta enviada a la Federación, un hecho que considera totalmente injusto.

Una futura Segunda División B de 94 o 98 equipos

Los clubes piensan en una Tercera División con dos subgrupos para la próxima temporada

El plan que propone la Federación Española supondría la remodelación de las competiciones. En Segunda Division B actualmente hay un total de 80 equipos. Este número se vería aumentado hasta 94 con los 18 ascensos que se van a producir de Tercera División (uno por grupo) y los cuatro ascensos que se producirán a Segunda División. Sin embargo, pueden llegar a ser 98 si finalmente las competiciones profesionales se retoman y hay descensos.

En Tercera hay que tener en cuenta que decisión se toma con Preferente. Sin embargo en Galicia la idea de hacer dos grupos suena con fuerza ya que los ascensos de Preferente, más la incorporación del Estudiantil, dejarían la competición con 24 equipos y la posible idea de hacer dos subgrupos de 12.

La Primera División femenina de fútbol sala se formaría con 20 equipos, mientras que la Segunda quedaría con 70 en lugar de 62 siempre y cuando en las categorías autonómicas se mantengan los ascensos. En Segunda B masculina pasarían de 80 a 99 equipos teniendo en cuenta los 3 ascensos a Segunda y los 22 que suban de Tercera siempre y cuando se mantengan los ascensos.

Rechazo granate a la Federación
comentarios