viernes. 28.02.2020 |
El tiempo
viernes. 28.02.2020
El tiempo

"Somos el equipo a batir"

Iván Calvo y Miguel Simón en la pista del CGTD. RAFA FARIÑA
Iván Calvo y Miguel Simón en la pista del CGTD. RAFA FARIÑA
Iván Calvo y Miguel Simón son claves en la mejora del Cisne a nivel defensivo, un equipo al que señalan como la institución de referencia actual del balonmano pontevedrés 

La defensa fue señalada por Jabato como una de las claves del Cisne en la mejora del equipo esta temporada. Los dos grandes referentes de esta línea, son Miguel Simón e Iván Calvo. Parecen la pareja de detectives de una serie americana, sus personalidades contrastan, tienen mucha complicidad y desprenden una conexión mágica dentro y fuera de la pista.

Su historia en el club es bien diferente. Miguel ya tiene el ADN cisneísta recorriendo su cuerpo. Lleva en el club desde juvenil, allí llegó procedente del Teucro y tiene claro que este es el mejor equipo que ha visto: «Ha pasado mucha gente buena por este equipo, pero a nivel grupo, con la conexión que tenemos dentro y fuera de la pista, es uno de los mejores años, sin menospreciar los otros. La verdad es que tenemos un gran equipo".

Por el contrario Iván es el novato del equipo, fichó hace unos meses pero ya se siente totalmente integrado. Dice que se notó "muy arropado" desde que llegó y que le dieron "un gran recibimiento".

Miguel Simón: "La clave del equipo es la amistad y el buen rollo que tenemos, somos una auténtica piña"

Y es que la amistad y el buen rollo está siendo para ambos jugadores una de las claves de su éxito. Simón dice que el equipo es "una piña". En ello influye que la mayoría lleva muchos años jugando juntos, por lo que es fácil para los nuevos integrarse en la plantilla.

Dentro de esta conexión total del vestuario hay un elemento que los une más aún como reconoce Calvo: "La caña después de los entrenamientos es sagrada, sobre todo los jueves".

Los jugadores se reúnen y comparten un buen rato entre cervezas. La edad de la plantilla facilita que todos tengan cosas en común, pero esto tampoco es esencial, como demuestra el caso de Villamarín del que dicen "que encaja a la perfección" aunque sea más mayor que el resto de sus compañeros.

Del portero se deshacen en elogios ambos jugadores. Simón considera que Villamarín posiblemente esté viviendo "el mejor año de su carrera" y reconoce que "marca la diferencia en cada partido".

Iván Calvo: "Miguel y yo somos muy parecidos y eso hace que defendamos tan bien, sabemos como va a actuar el otro y vamos un paso por delante"

Entre ambos también tienen buenas palabras. Miguel afirma que la incorporación de Iván ha dado un plus al equipo a nivel defensivo: "Iván es un jugador que me gusta mucho, por las características que tiene de entrega y sacrificio, siempre está para ayudar cuando se te va un oponente. En eso hemos ganado bastante. Él se ha adaptado a como jugábamos y la ha puesto un plus de contundencia. Es rápido, fuerte y está siempre atento".

Calvo le devuelve los elogios a su compañero: "Miguel y yo somos muy parecidos, y eso hace que defendamos tan bien. Hacemos los dos lo mismo, sabemos como va actuar el otro y vamos siempre un paso por delante. Es uno de los mejores defensas con los que tuve el placer de jugar".

Una de las señas de identidad del Cisne es que muchos jugadores compatibilizan los estudios con el juego, como el caso de Iván. El jugador estudia Ingeniera de minas y necesita una "buena planificación" para poder llevarlo. Miguel por su parte trabaja de farmacéutico, dice que va "más pillado", pero intenta cambiar turnos y jugar con los horarios para poder estar siempre disponible.

Si hay algo en lo que coinciden plenamente, es en señalar el momento más especial: La victoria contra el Teucro en liga. Simón reconoce que estaban convencidos de que no iban a perder y dice que el equipo "se vació y lo dio todo". Buscaban una victoria contundente, para decirle a la instituciones que merecen "más reconocimiento" y que son "el primer equipo de la ciudad. Algo con lo que coincide Calvo, que señala al Cisne como la "institución a batir" y "el rival más fuerte".

Un «relevo generacional» en el balonmano pontevedrés, como dice el defensa, que personifica esta gran pareja formada por Miguel Simón e Iván Calvo.

"Somos el equipo a batir"
Comentarios