Toni Otero: "Intentamos convencer a Ángel hasta el final. Aguanté hasta el último momento"

El director deportivo del Pontevedra CF compareció en rueda de prensa para explicar el proceso de negociación con el técnico leonés y anunciar que la plantilla está en proceso de confección y tendrá continuidad con respecto al pasado ejercicio 
Toni Otero, en la rueda de prensa ofrecida este jueves en Pasarón tras la marcha de Ángel Rodríguez. BEATRIZ CÍSCAR
photo_camera Toni Otero, en la rueda de prensa ofrecida este jueves en Pasarón tras la marcha de Ángel Rodríguez. BEATRIZ CÍSCAR

El director deportivo del Pontevedra CF, Toni Otero, confirmó este jueves que fue el entrenador del equipo granate durante la pasada campaña, Ángel Rodríguez, quien declinó la oferta del club para seguir dirigiéndolo el pasado martes, cuando optó por el Hércules. "Intentamos convencerlo hasta el final. Aguanté hasta el último momento", explicó el responsable del área deportiva de la entidad granate, que explicó el proceso de negociación. La primera propuesta para renovar al preparador se produjo "hace 15 o 20 días. Se le presentaron dos ofertas", antes de que decidiese salir en dirección a Alicante para tomar las riendas del Hércules, club al que Otero agradeció el hecho de ponerse en contacto con él, personalmente, para hacerle saber sus planes.

Toni lamentó el no de Ángel Rodríguez, por la buena sintonía que ambos tenían en el apartado personal y deportivo, pero instó a pensar en futuro. "El entrenador no está". Eso sí, dejó entrever que la dilación del proceso pudo influir en la resolución. "Si fuera hace tres meses igual habría sido diferente", manifestó. "Si no está aquí, es que todos hicimos algo mal", explicó al respecto, dejando claro que los plazos de negociación no fueron decisión suya. "Los tiempos en el fútbol no los marco yo".   

Otero agradeció al Hércules por ponerse en contacto con él, personalmente, para hacerle saber sus planes con Ángel Rodríguez

El director deportivo del club lerezano explicó que no llegó a negociar con ningún otro entrenador, ni él ni nadie del club, y que a partir de ahora comienza el procedimiento para encontrar un sustituto para el técnico saliente: "Tengo claro el perfil del entrenador. Lo intentaremos comunicar lo antes posible. Será un técnico que dé continuidad a la temporada pasada y al que la plantilla que le presentemos concuerde con su forma de ver el fútbol". En ese sentido, será un técnico con un perfil continuista en cuanto a modelo de juego, porque "sería un error partir de 0". En base a ese criterio, Otero no descartó ninguna opción y dijo que "todo se puede dar: yo suelo mirar primero a casa, que sea gallego y luego busco fuera. Por ese orden", sostuvo. 

Al respecto de su situación en el Pontevedra, con la que se especuló durante semanas, Otero aseguró que nunca dejó de desempeñar sus funciones. "No he dejado de trabajar en ningún momento", aunque sí hizo hincapié en que no tiene todo el poder en la toma de decisiones. "Hay reuniones, conversaciones, tiras y afloja" e insinuó que su situación no siempre ha sido la más estable, algo que, por otra parte, era un secreto a voces. Aunque "decir si me he visto fuera o dentro me parece demasiado categórico", afirmó a ese respecto.

"No he dejado de trabajar en ningún momento. Pero hay reuniones, conversaciones, tiras y afloja. Decir si me he visto dentro o fuera me parece demasiado categórico" 

Hablando sobre la plantilla, la única novedad que comunicó Toni fue la baja de Romay, que jugará en el Arenteiro la próxima campaña. Aunque la apuesta será por la continuidad de la base del colectivo, con varios futbolistas que ya están renovados. No dio nombres. "Somos conscientes de los que han jugado y han estado bien. Debemos hacer un esfuerzo por traer jugadores sub-23 que nos puedan aportar". A ese respecto, solicitó "paciencia. El mercado concluye el 30 de agosto". Eso sí, no ocultó su decepción por la dificultad para renovar a Yelko Pino. "Lupe está haciendo un esfuerzo indecible, incluso ha hablado personalmente con él" y lamentó que el intento por mantenerlo no llegase antes. Pero en ese asunto como en otros, se encargó de insistir que "soy el responsable de proponer lo que se tiene que hacer", es decir, no el que tiene la última palabra. 

"Cuando esté todo cerrado, se informará. Los tiempos no los marco yo"

La intención del club es fichar a seis o siete futbolistas que puedan dar un salto de calidad, pero atados por las limitaciones presupuestarias. Sobre ese asunto, Toni puso en valor la política económica de Lupe Murillo, lo que al mismo tiempo será un problema para acudir al mercado. "Debemos agudizar el ingenio. Iremos a lo que podamos. Se va a hacer el máximo esfuerzo".  

Eso sí, los resultados de esos esfuerzos no se conocerán hasta que toda la plantilla esté cerrada. La afición deberá seguir esperando. "Cuando esté todo cerrado, se informará. Los tiempos no los llevo yo".

Más en Deporte Local Pontevedra
comentarios