martes. 17.05.2022 |
El tiempo
martes. 17.05.2022
El tiempo

La ganadería que emerge en Galicia: criar insectos para consumo animal y humano

Instalaciones de Galinsect en Ponteareas. EP
Instalaciones de Galinsect en Ponteareas. EP
Galinsect produce para alimentar a ganado y mascotas ► Galicia hará barritas y granola con harina de gusano

Las explotaciones ganaderas son uno de los grandes motores económicos del medio rural gallego. Las lácteas, cárnicas o porcinas se cuentan por miles, pero hay otras que sorprenden por disruptivas y que sobran los dedos de una mano para contarlas: se trata de granjas de insectos. Una de ellas fue pionera en la comunidad en su cría para clientes industriales. Se trata de Galinsect, una empresa creada hace cerca de tres años por sus cinco socios que produce en Ponteareas el tenebrio molitor o gusano de la harina y está a punto de iniciar la venta "a gran escala" de estos artrópodos.

Los animales que se crían en el campo gallego suelen tener como destino el consumo humano, pero este no es el caso. Al menos de momento. Su actividad se enfoca por ahora en proporcionar una fuente de alimentación rica en proteína a los sectores agrícola, ganadero y acuícola y al segmento de animales de compañía y exóticos. Es un mercado "enorme" el que tienen ante sí los impulsores de Galinsect, que no dudan de que antes o después los insectos se colarán en la dieta del consumidor también en esta parte del mundo.

¿Cómo surgió la innovadora idea de poner en marcha una granja de este tipo? Del propósito de cinco amigos retornados a Galicia de emprender un proyecto empresarial en el que aunar sus conocimientos y experiencia profesional y personal en diferentes empresas, sectores y países. Tenían claros los mimbres: "que tuviera como ejes la sostenibilidad y la economía circular y que se enmarcara en un entorno rural y de comercio y suministro de proximidad", explica el consejero delegado de la firma, Rubén Recamán. Tras un profundo análisis, llegaron a la conclusión de que la ganadería de insectos "es el modelo con mayores perspectivas en este sentido".

Lo que les permitió realmente arrancar el proyecto y constituir la empresa en marzo de 2019 fue su participación en la segunda edición de la aceleradora del sector alimentario de Galicia, la Business Factory Food. Iniciaron la cría y desarrollo de las primeras colonias de insectos en una instalación temporal en Vigo, pero desde marzo de 2021 ya está operativa su granja de Ponteareas, "por el momento en modo piloto para investigación y desarrollo del modelo de producción".

Se puede decir que los creadores de Galinsect han roto moldes en Galicia, pues se trata de la primera explotación que apostó por la cría de insectos para clientes industriales

COMERCIALIZACIÓN. Es evidente que marzo es su mes y en el de este año esperan despegar con la comercialización de sus productos. Además del insecto, ofrecerán el abono orgánico que obtienen de su actividad y que tiene "gran valor para su uso en todo tipo de cultivos agrícolas".

Se puede decir que los creadores de Galinsect han roto moldes en Galicia, pues se trata de la primera explotación que apostó por la cría de insectos para clientes industriales. Recamán señala que hay otra empresa en la comunidad que lleva unos años operando pero con un posicionamiento diferente, "más orientada a la cría de varias especies distintas de estos invertebrados para particulares".

Y el año pasado nacía otra firma dentro de este sector incipiente: Insectos Galicia, la idea de un joven arquitecto ourensano que ha hecho realidad de la mano con otros dos socios. Curiosamente también fue seleccionada para participar en la aceleradora del sector alimentario, en su caso en la tercera edición. Afincada en A Coruña, el objetivo de la empresa es "criar, transformar y comercializar insectos" para alimentación "tanto animal como humana".

A través de su página web ya venden el gusano de la harina para alimentar a animales y mascotas. También producen un pienso para perros a base de insectos, que en estos momentos está agotado, al igual que una de sus propuestas más llamativas: una granola de chocolate con proteínas de estos artrópodos para el desayuno de los humanos. "¡No te enteras de que estás comiendo insectos!", aseguran. Y para quienes no sientan repelús al imaginarse que están ingiriendo un producto elaborado a partir de estos animalitos lanzarán próximamente barritas energéticas realizadas con harina de tenebrio molitor, por lo que el paladar no notará el insecto. Realizarán envíos a toda Europa.

El tenebrio es una fuente alta de proteínas. Sus propiedades nutricionales son comparables con las del pescado azul

En España operan una treintena de explotaciones, la gran mayoría de pequeño tamaño y poco profesionalizadas. La actividad de este tipo de granjas tiene muy bajo impacto en el medio ambiente. Apenas consumen agua y emiten muchos menos gases de efecto invernadero que la ganadería tradicional. Además, los insectos se crían con excedentes de la industria agroalimentaria, como verduras y hortalizas.

El tenebrio es una fuente alta de proteínas. Sus propiedades nutricionales son comparables con las del pescado azul. El insecto pasa por cuatro estadios en el proceso de cría: huevo, larva, pupa y escarabajo. En cada fase demanda unas condiciones muy específicas. Su precio varía en función del canal, el tipo de cliente y el volumen de compra, pero suele rondar entre los 9 y 25 euros el kilo.

La ganadería que emerge en Galicia: criar insectos para consumo...
comentarios