Next Generation, una "oportunidad histórica" para remontar el covid

Empresas, autónomos y familias empiezan a recibir las primeras ayudas financiadas con los fondos autorizados por la UE para acelerar la recuperación post pandemia
Mónica Gondar, Fernando Romero, Carmen Fernández, Javier Landín y Fernando Landín (de izquierda a derecha) en la sede de Afundación. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
photo_camera Mónica Gondar, Fernando Romero, Carmen Fernández, Javier Landín y Fernando Landín (de izquierda a derecha) en la sede de Afundación. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

En julio de 2020 el Consejo Europeo acordó poner en marcha un instrumento excepcional para capear los efectos adversos de la covid y acelerar la recuperación. Se trata del programa Next Generation EU, cuyos fondos ascienden a 750.000 millones de euros y están destinados al conjunto de los estados miembros.

El plan pretende impulsar la transformación de la economía europea hacia un nuevo modelo más digital y sostenible. Y Pontevedra, como el resto del país, está llamada a participar en el cambio, tanto a nivel de grandes patronales como de pymes, micropymes, autónomos y particulares.

Diario de Pontevedra examina los requisitos y objetivos de las subvenciones dirigidas a promover la digitalización y las renovables con tres agentes expertos: Landín Informática, EiDF Solar y Abanca, que ha creado una unidad específica para facilitar la tramitación y captación de recursos

España recibirá 140.000 millones de euros que, según recoge el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia diseñado por el Gobierno, irán destinados a cuatro ejes transversales: transición ecológica, transición digital, cohesión territorial y social e igualdad de género. Diario de Pontevedra ha puesto el foco en los dos primeros, los de mayor demanda, evaluando sus requisitos y objetivos con tres agentes expertos en este campo: Landín Informática, una empresa pontevedresa que actúa como agente digitalizador de compañías solicitantes de los fondos; EiDF Solar, firma de Barro especializada en la energía solar que ha triplicado sus ventas a raíz de las ayudas europeas; y Abanca, que dispone de varias herramientas para facilitar el acceso a las subvenciones y la financiación de los proyectos.

España ya supera los 30.000 millones
Según los últimos datos aportados por el Gobierno central, correspondientes a finales de abril, se han autorizado ya en España la concesión de más de 30.000 millones de euros con cargo a los fondos Next Generation (aproximadamente al 60% del importe presupuestado para 2021 y 2022). De estos, unos 1.400 millones de euros se han transferido a Galicia, de los que 818 están siendo gestionados por la Xunta a través de distintas convocatorias de ayudas.

A fondo perdido
España tiene asignados en total 140.000 millones, de los que 70.000 son a fondo perdido. Estos deben ser comprometidos antes de acabar 2023, aunque el plazo de ejecución es hasta 2026.

"Enorme repunte" en la demanda de placas solares

De entre las diferentes líneas de ayudas, las destinadas a promover el autoconsumo de energía solar han causado furor. De hecho, a falta de que se abran nuevas convocatorias, tanto las orientadas a empresas como las dirigidas a particulares, tienen lista de espera.

EiDF vende módulos foltovoltaicos a industrias, aparte de generar y comercializar energía, y está viviendo el fenómeno en primera línea. El fundador y consejero delegado de la empresa, Fernando Romero, asegura que "la concesión de ayudas directas ha provocado un enorme repunte" en la demanda de instalaciones solares, llegando a romper los techos más optimistas.

Fernando Romero, fundador y CEO de EiDF: "Los objetivos que teníamos previstos para 2022 se han cumplido en marzo"

Desde octubre, la sociedad ha recibido 1.200 solicitudes de trabajos a financiar con los fondos Next Generation, cuyo valor se aproxima a los 200 millones de euros. Alguna semana incluso ha cerrado operaciones por encima de los 17 millones, "cuando la facturación normal oscila entre el millón y millón y medio".

Como consecuencia, "los objetivos previstos por la empresa para 2022 se han cumplido en marzo", un portento que incluso da algo de vértigo a quien pilota la nave. Romero teme que el crecimiento sea precoz "ante una demanda artificial del mercado".

"Muchos han dado el salto a la digitalización por las ayudas"

Landín Informática ha percibido que "muchas empresas han dado el salto a la digitalización gracias a las ayudas" post covid de la UE. Así lo aseguran el director comercial, Fernando Landín, y el propio fundador de la compañía, Javier Landín, quienes ven cómo su red clientelar está aprovechando la inyección de Europa para introducir nuevas tecnologías en su modus operandi. Entre ellos, despachos profesionales que se animan a digitalizar procesos administrativos (como facturación o confección de nóminas) y empresas hosteleras que se suben al carro de las aplicaciones informáticas para aparcar técnicas más manuales.

Fernando Landín, director comercial de Landín: "Para competir hay que digitalizar. La tecnología permite encontrar soluciones cuando hay un problema"

El director comercial esgrime el mismo lema en todos los casos: "Para competir hay que digitalizar y el que no apueste por eso en unos años, tendrá un futuro negro. La tecnología permite encontrar soluciones cuando hay un problema. Basta ver qué ha ocurrido en la pandemia con el teletrabajo".

Apoyo bancario para "completar o anticipar ayudas"

La directora territorial de Abanca en Pontevedra, Carmen Fernández, ratifica que los fondos Next Generation son "una oportunidad histórica para reactivar la economía e impulsar su transformación" hacia modelos más digitales y sostenibles. Por este motivo, Abanca ha activado varios instrumentos para poder acompañar en el proceso a los posibles beneficiarios y hacer que esas ayudas "lleguen a los sectores primario, industrial y de servicios".

Carmen Fernández, directora territorial de Abanca: "Los fondos son una oportunidad histórica para reactivar la economía e impulsar su transformación"

Una de las primeras medidas fue la creación (a principios de 2021) de Next Generation Abanca, una unidad de negocio que colabora "estrechamente" con la Administración y el tejido empresarial para "analizar qué sectores y qué proyectos pueden encajar con las inversiones contempladas".

El departamento facilita el acceso a las distintas subvenciones y trabaja de forma coordinada con las distintas áreas del banco para identificar "cómo puede apoyar financieramente a las empresas que optan a los fondos", ya sea "complementando el importe de las ayudas o anticipando inversiones para hacer viables las distintas fases de sus proyectos".

La unidad está dirigida por Mónica Gondar, quien coincide al señalar que los fondos europeos son "una fabulosa oportunidad que no debemos dejar pasar". "Es muy importante que entre todos trabajemos y hagamos proyectos sólidos, que sean viables y nos permitan crecer como país. Sobre todo, iniciativas dirigidas a la sostenibilidad y la digitalización, que son las dos grandes transformaciones que marca Europa".

Mónica Gondar, directora Next Generation Abanca: "Es muy importante que entre todos hagamos proyectos sólidos, que nos permitan crecer"

Dos actividades abocadas, con posibilidades de crecimiento

Tanto las renovables como las nuevas tecnologías son dos campos abocados a crecer, más aún cuando existe un incentivo como el de los fondos europeos.

Fernando Romero advierte de que, "frente al millón de instalaciones fotovoltaicas que tiene Alemania, España no llega a las 100.000" y fácilmente se encuentra "al 3% o 4% de lo que puede implantar de energía solar de autoconsumo". Según añade, "hay mucho camino" por recorrer y posiblemente el crecimiento deba ir acompañado de cambios en la legislación y el propio sistema de distribución, ya que ahora mismo no hay capacidad para absorber más producción de energía solar.

La digitalización es otra carrera de fondo. Fernando Landín asevera que, "aunque siempre dibujamos un escenario muy tecnológico, la realidad no es esa" y hoy por hoy muchas empresas todavía trabajan "en la edad de piedra". Por eso la compañía se afana en informar a sus contactos sobre los fondos europeos y por eso agradece a Abanca "que ayude a mentalizar a sus clientes sobre las posibilidades que abren los Next Generation. Sin duda, tenemos que reconocerle el esfuerzo y felicitarles", destaca el fundador, Javier Landín.

Javier Landín, dueño de Landín Informática: "Agradecemos a Abanca que ayude a mentalizar sobre las posibilidades que abren los fondos"

La burocracia y la falta de expertos, entre los hándicaps

A pesar de que suponen una importante palanca, la magnitud de los fondos hace que las ayudas también tengan sus claroscuros. Los empresarios consultados aludieron, por ejemplo, a la concesión directa de gran parte de las subvenciones (que se otorgan por orden de petición) y a la "intensa burocracia" que se debe cumplir para acceder a las mismas. "No hay recursos suficientes para gestionar los fondos", advirtió Romero. "Muchas empresas incluso desisten de la subvención, porque el tiempo que pierden en la tramitación no compensa la ayuda", añadió Javier Landín.

La carencia de personal cualificado para gestionar las aportaciones europeas se suma a la lista de hándicaps, así como el freno que a veces planta la normativa en vigor. Por ejemplo, la regulación de los permisos para energías renovables que, según el CEO de EiDF, apenas ha sufrido avances por la sucesión y se ha visto afectada por la sucesión de distintos gobiernos que no han coincidido en la forma de ver el autoconsumo. ¿Consecuencia? La tramitación es extremadamente lenta. "La instalación de un módulo solar puede tardar 24 meses y la de un parque eólico puede superar los ocho años", plazos demasiado largos en los que los costes de ejecución pueden subir y desbaratar cualquier hoja de ruta.

Llegan las primeras resoluciones
Empresas pontevedresas han empezado a recibir las primeras resoluciones de las subvenciones solicitadas al amparo de los Next Generation. De hecho, varios clientes de Landín Informática han obtenido "resoluciones favorables", que han llevado a la firma a iniciar los trámites el desarrollo de los proyectos presentados a la convocatoria.

La empresa tiene más de 50 años de historia y, aunque el principio "no vivía solo con la informática", ahora se ha posicionado como uno de los operadores tecnológicos más importantes de Galicia. Según explica su fundador, Javier Lanín, la sociedad es Partner Premium de Wolters Kluwer en Software de Gestión para Asesorías y está certificada para el desarrollo de aplicaciones, que sobre todo se dirigen a la hostelería. En la actualidad emplea a 35 personas y factura del orden de 4,5 millones.

Un gigante solar
La trayectoria de EiDF es más corta (comenzó en 2008), pero su crecimiento ha sido vertiginoso, sobre todo tras la supresión del "impuesto al sol" aprobada en 2018. Aparte de comercializar instalaciones fotovoltaicas, promovió sus propios parques solares, comenzó a comercializar energía y se alzó como la primera firma de autoconsumo cotizada. En 2020 facturó 220 millones y hoy cuenta con 200 trabajadores directos y 300 indirectos.