Room Mate pide el concurso y lo achaca a la batalla judicial de Sandra Ortega con los bancos

La cadena de Kike Sarasola acompañó la solicitud de suspensión de pagos con una oferta de compra de un inversor
Sandra Ortega, en una imagen de archivo. AEP
photo_camera Sandra Ortega, en una imagen de archivo. AEP

La cadena hotelera Room Mate, pilotada por el empresario Kike Sarasola y de la que es accionista Sandra Ortega, presentó este viernes la solicitud de concurso de acreedores voluntario acompañada de la oferta vinculante de un inversor para hacerse con la unidad productiva dando continuidad al negocio y los empleos. Para afrontar su crisis, la compañía había solicitado ayuda a la Sepi con cargo al fondo de apoyo a la solvencia de empresas estratégicas, pero no la logró.

Room Mate, cuyos hoteles seguirán operando, achaca el paso dado al impacto de la pandemia en su actividad y a los "los litigios judiciales que mantiene la accionista Sandra Ortega con los bancos financiadores de Room Mate". La primogénita del fundador de Inditex llevó ante la Justicia al exgestor de su brazo inversor Rosp Corunna, José Leyte, por suplantar supuestamente su firma para avalar a la cadena hotelera.

En el marco de este causa, cuatro entidades financieras personas como afectadas pidieron sin éxito investigar a Ortega por los préstamos a Room Mate alegando que era presuntamente conocedora de la simulación de su rúbrica.