El CIS rebaja las aspiraciones del PP y vuelve a dar la victoria al PSOE

El último barómetro difiere del resto de estudios demoscópicos publicados en los últimos meses, que conceden una clara victoria a los populares ►Además, Yolanda Díaz sustituye a Feijóo como el líder mejor valorado

Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo, en el Palacio de la Moncloa. CHEMA MOYA (EFE)
photo_camera Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo, en el Palacio de la Moncloa. CHEMA MOYA (EFE)

A diferencia del resto de encuestas publicadas en las últimas semanas, el barómetro del CIS del mes de septiembre vuelve a dar la victoria al PSOE con un 29,2 por ciento en estimación de voto por delante del PP, que pierde algo de fuerza y se quedaría con el 28,5 por ciento.

El último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas, elaborado entre el 1 y el 10 de septiembre, da la vuelta a la encuesta de julio que daba ganador al partido de Alberto Núñez Feijóo por casi dos puntos de diferencia sobre la formación de Pedro Sánchez.

Desde julio, el PP habría perdido 1,6 puntos, en tanto que el PSOE habría recuperado uno, lo que le permite auparse de nuevo al primer puesto.

Sin embargo, en intención directa de voto, sin la cocina del CIS, el PP sería el partido más votado, con un 22 por ciento, 1,1 puntos más que el PSOE, que se quedaría con el 20,9 por ciento.

Este sondeo, que no hace reparto de escaños del Congreso, difiere además del resto de estudios demoscópicos conocidos en los últimos meses que conceden una clara victoria al PP.

Más allá del PSOE y el PP, la encuesta del instituto que dirige José Félix Tezanos mantiene asentado en tercer lugar a Unidas Podemos con un 12,8 por ciento de estimación de voto, aunque cae seis décimas, y confirma el descenso de Vox apuntado en anteriores sondeos.

Los de Santiago Abascal pierden casi dos puntos hasta el 10,3 por ciento en estimación de voto coincidiendo con la salida de la vida política de Macarena Olona.

La caída de PP y Vox da un ligero respiro a Ciudadanos, que recupera el quinto puesto, con un 2,8 por ciento de los sufragios, 1,1 más que en julio.

La suma de los dos grandes bloques ideológicos daría un empate, ya que la suma de PSOE y Unidas Podemos obtendría un 42 por ciento en estimación de voto y la de PP, Vox y Ciudadanos, un 41,6.

Yolanda Díaz supera a Feijóo como el líder más valorado

La ligera caída del PP, según el CIS, tiene su reflejo también en la nota que otorga a su líder. El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, que antes del verano figuraba en las encuestas del CIS como el dirigente político mejor valorado, ha perdido este puesto en favor de la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, que vuelve a ser la mejor considerada en el último barómetro de este centro.

En un contexto en el que ningún político llega al aprobado, Díaz recupera el primer lugar de la tabla con una nota media de 4,73 puntos, seguida de Feijóo, que se queda con 4,48 sobre 10 y con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en tercera posición gracias a los 4,37 puntos que le conceden los encuestados.

En el anterior muestreo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) del mes de julio, el presidente del Partido Popular alcanzó los 4,89 puntos, Yolanda Díaz, que en las encuestas precedentes era la única que superaba el 5, se quedó con 4,81, y Sánchez, con 4,33.

En el barómetro de septiembre, dado este viernes a conocer, la cuarta posición es para el líder de Más País, Íñigo Errejón (3,87 puntos), la quinta corresponde a la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, que se lleva 3,25 y la última, una vez más, para el líder de Vox, Santiago Abascal, que obtiene 2,74 de nota media.

FEIJÓO Y SÁNCHEZ. En cuanto a los dos principales líderes políticos, que acaban de enfrentarse en un debate cara a cara en el Senado, el muestreo revela un importante desgaste en el caso de Feijóo cuando se pregunta a los ciudadanos por la confianza que les inspira cada uno.

Según el CIS, tan solo un 21% de los encuestados siguió el debate entre ambos líderes. De ellos, un 29% considera ganador a Sánchez, frente al 24% que cree que el vencedor fue Feijóo.

El dirigente del PP, que en julio generaba mucha o bastante confianza al 35,6 por ciento de los encuestados, ahora despierta este sentimiento al 28,4 por ciento, 7,2 puntos menos.

Además, provoca poca o ninguna confianza al 67,7 por ciento de los ciudadanos, cuando esta percepción negativa era del 60,8 por ciento en el anterior barómetro del CIS.

En el caso de Pedro Sánchez, si en julio inspiraba confianza al 28,7 por ciento, ahora el porcentaje sube ligeramente, hasta el 29,4; en la parte negativa, no confiaba en él el 69,4 por ciento y ahora lo reconoce así el 68,5 por ciento.

También pregunta el CIS a los encuestados a cuál de los líderes prefieren como presidente del Gobierno y aquí vuelve a ser Pedro Sánchez el que obtiene mayor respaldo, citado por el 21,3 por ciento, eso sí, empeorando su 22,1 por ciento de julio.

Igualmente pierde porcentaje Alberto Núñez Feijóo, porque si el 20,8 por ciento apostaba por él para presidente, ahora la cifra baja al 17 por ciento.

En tercer lugar repite Yolanda Díaz, prácticamente con el mismo resultado, porque pasa del 9,1 por ciento a un 9,2.

Los principales problemas para los españoles

Aunque la preocupación por la crisis y los problemas económicos sigue siendo el principal problema para los españoles, la inquietud que genera se ha desplomado casi 13 puntos al ser citada por un 39,7 por ciento de los encuestados frente al 52,5 que lo hizo en julio.

En medio de una inflación disparada del 10,5 por ciento, a los españoles les sigue intranquilizando el paro, en segundo lugar, pero también menos que en el anterior estudio, al pasar del 31,4 al 30 por ciento.

Eso sí, al ser preguntados por situación económica de España, un 63,6 por ciento la considera mala o muy mala frente a un 20,6 que cree que es buena o muy buena.

El CIS pregunta este mes por el cambio climático, que consideran real el 88,9 por ciento de los encuestados, así como por las medidas que pueden ponerse en marcha para combatirlo.

Un 66,5 por ciento de los españoles está muy o bastante de acuerdo con limitar la calefacción a un máximo de 19 grados en edificios públicos y centros comerciales, un porcentaje que baja al 57,4 por ciento en el caso del aire acondicionado a 27 grados como máximo en verano.

Menos apoyo reciben medidas como reducir la velocidad en carretera para ahorrar combustible o limitar la circulación de coches no eléctricos en días determinados en las ciudades, en los que prácticamente se dividen al 50 por ciento los partidarios y los detractores.

Sí hay respaldo para incentivar el uso del transporte público o para incrementar las ayudas para que los hogares mejoren la eficiencia energética, con porcentajes superiores al 90 por ciento.

Además, la mayoría de españoles, un 64 por ciento, son partidarios de acabar con el cambio de hora entre el invierno y verano, y la opinión casi unánime de todos ellos es que se ponga fin a ese cambio este mismo año.