Dos cómicos rusos engañan a Almeida haciéndose pasar por el alcalde de Kiev

El alcalde de Madrid ofreció al falso regidor devolver refugiados a Ucrania para luchar contra Rusia ► También le preguntaron por su apodo, "carapolla"
photo_camera El vídeo íntegro subtitulado. YOUTUBE

Dos humoristas rusos gastaron una broma el pasado mes de junio al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, en la que se hacían pasar por el alcalde de Kiev, Vitali Klitschko. Mes y medio después los cómicos han divulgado en internet el vídeo, que el Ayuntamiento de la capital de España ha atribuido a una "estafa múltiple de propaganda rusa".

En el vídeo se ve al alcalde popular hablando en inglés y de forma distendida sobre los refugiados ucranianos o sobre la cumbre de la Otan con los humoristas rusos Vovan y Lexus. Pasados unos 15 minutos, la conversación cambia de tono y se corta la comunicación. Antes de ello, Almeida ofreció a supuesto alcalde de Kiev devolver refugiados a Ucrania para luchar contra Rusia y aseguró que defendían castigar "a los bastardos rusos" que vivían en España. 

En un momento dado, los cómicos incluso le pregunta por su apodo, "carapolla". 

"Cuando se observó el tono y contenido de la llamada, además de cortarla, se puso una denuncia inmediatamente ante la policía, que sigue investigando", han recordado a Efe fuentes municipales, que atribuyen los hechos a una "estafa múltiple de las herramientas de propaganda rusa".

El Ayuntamiento "no va a dar pábulo a ninguna de las estrategias desestabilizadoras de Rusia", añaden. 

El pasado 25 de julio, el Consistorio ya informó de que había puesto la denuncia y de que había alertado al alcalde de Kiev. 

También en esas fechas, los humoristas rusos Vovan y Lexus afirmaron a la televisión pública alemana ARD estar detrás de la serie de videollamadas a alcaldes europeos, entre ellos la de Berlín, Franziska Giffey,y los de Budapest, Varsovia, Viena y también Madrid, haciéndose pasar por el regidor de Kiev.

El dúo de humoristas, formado por Lexus y Vovan –Vladímir Krasnov, conocido también con el apellido Kuznetsov– ya anunció que iba a colgar en las redes las grabaciones en vídeo de todas sus "bromas".

Ya con anterioridad engañaron en llamadas similares a numerosas celebridades y políticos, entre ellos al primer ministro británico, Boris Johnson, y en 2017 en España a la entonces ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, a la que aseguraron ser miembros de Ministerio de Defensa de Letonia que advertían de que Carles Puigdemont era un espía ruso.