Galicia registra temperaturas 2,7 grados superior a la media en 40 años

"Tanto en las máximas como en las medias" de temperatura, "la anomalía en julio fue la más elevada de la serie desde 1981", según ha informado la Consellería de Medio Ambiente 
Ola de calor. DP
photo_camera Ola de calor. DP

Las temperaturas registradas en julio pasado en Galicia son de 2,7 grados centígrados superiores a la media de las mediciones de los últimos cuarenta años, según el instituto Meteogalicia.

"Las temperaturas máximas (+3,9 ºC) fueron extremadamente cálidas mientras que las mínimas (+1,54 ºC) fueron muy cálidas", según esos datos divulgados por el instituto meteorológico dependiente la Xunta, informa este lunes la Consellería de Medio Ambiente en un comunicado.

En ese sentido, observa que "tanto en las máximas como en las medias" de temperatura, "la anomalía en julio fue la más elevada de la serie desde 1981".

Galicia tuvo un mes de julio "extremadamente cálido" en temperaturas con "una ola de calor histórica entre los días 11 y 15", advierte y subraya que las temperaturas superaron esos días los 40 grados en varios puntos de Galicia, llegando incluso a 44 grados en Ourense en la tarde del día 14.

Esa misma tarde se desató una tormenta procedente del norte de Portugal que "disparó de forma súbita y rápida" en Galicia con más de 6.000 rayos en menos de cuatro horas. 

Apunta, sin embargo, que julio fue "muy seco" con lluvias "escasas en general" y un reparto "muy desigual", ya que la mayor parte de las precipitaciones "tuvieron un carácter convectivo". 

La lluvias más importantes fueron la tarde y noche del 3 y del 14 de julio, pero con "precipitaciones muy escasas o incluso nulas" en algunas zonas.

La precipitación media acumulada de lluvia fue de 11 litros por metro cuadrado en julio, con mayor intensidad en la comarca de Terra de Lemos y en algunas de Terra de Caldelas, Allariz-Maceda y norte de Limia con valores que puntualmente alcanzaron los 82 litros por metro cuadrado. Al contrario, en Vigo y en O Condado no hubo lluvia.

Los expertos del instituto meteorológico gallego atribuyen esa "gran anomalía" de temperaturas y de precipitaciones en las "altas presiones predominantes" en julio que "impidieron la llegada de influencias atlánticas" y acumularon "masas de aire muy cálido procedentes del norte de África y del sur de la península ibérica".

comentarios