Sábado. 22.09.2018 |
El tiempo
Sábado. 22.09.2018
El tiempo

Llamamiento del nobel Pérez Esquivel a Sánchez para salvar el Centro Gallego de Buenos Aires

Pérez Esquivel, durante una charla en México. SÁSHENKA GUTIÉRREZ
Pérez Esquivel, durante una charla en México. SÁSHENKA GUTIÉRREZ

Su padre, natural de Combarro, fue uno de los primeros socios de la histórica entidad asistencial

El premio Nobel de la Paz argentino Adolfo Pérez Esquivel pidió en una carta dirigida al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, su intercesión ante la "grave situación" que atraviesa el Centro Gallego de Buenos Aires, entidad cultural y sanitaria de referencia de la diáspora gallega.

La carta, difundida hoy, fue entregada por el propio activista al embajador de España en Argentina, Francisco Javier Sandomingo Núñez, durante un encuentro que mantuvieron este martes junto a socios y defensores del Centro Gallego de Buenos Aires.

En nombre de los socios y ante la "urgencia" de la situación, el nobel de la Paz instó a Sánchez a realizar una auditoría "para determinar las responsabilidades y recursos económicos que provocan el vaciamiento del Centro Gallego de Buenos Aires".

Asimismo, solicitó autorización para ingresar al inmueble y "observar el estado del patrimonio cultural gallego", el cual creen ha sido "severamente afectado", lo que a su juicio puede implicar la pérdida del importante acervo artístico y bibliográfico de la mayor comunidad gallega de la diáspora, valorado en más de 600.000 dólares.

Pérez Esquivel, quien recibió el Nobel de la Paz en 1980, denunció además "la falta de pago a los casi 1.300 empleados", un grave "vaciamiento del hospital" con pruebas fotográficas que "constatan los hechos" y con las que asegura ya se ha realizado una denuncia penal.

"Todo esto que señalo es abandono de persona, ya que la falta de insumos (suministros) médicos ha puesto a una gran mayoría de pacientes en estado de fragilidad al borde de la muerte por no recibir tratamientos, especialmente oncológicos", agregó.

El Centro Gallego de Buenos Aires fue creado en 1907 y llegó a tener 120.000 socios en su época dorada frente a los 5.000 afiliados que tiene en la actualidad.

Desde 2012 está intervenido judicialmente por el Gobierno argentino con el objetivo de sanear sus cuentas, pero los socios denuncian que, desde entonces, se incrementó la deuda, que hoy se estima en 1.600 millones de pesos (unos 42 millones de dólares) y precipitó el declive de la entidad.

El centro lleva meses inmerso en un delicado proceso de venta para evitar la quiebra e intentar frenar el deterioro de este símbolo de la emigración gallega detrás del que muchos señalan que hay intereses especulativos.

El referente argentino consideró "fundamental" la intervención del titular del Gobierno español para "encontrar una solución justa" ante un escenario "doloroso".

El nobel recordó además en la misiva sus orígenes gallegos y sus vínculos familiares con el centro.

Su padre, natural de Combarro, en Pontevedra, fue uno de los primeros socios de la histórica entidad asistencial.

Llamamiento del nobel Pérez Esquivel a Sánchez para salvar el...
Comentarios