jueves. 09.07.2020 |
El tiempo
jueves. 09.07.2020
El tiempo

GABRIELA 'GABY' DIOS, TATUADORA

"Actualmente podemos decir que ya no hay modas"

Gabriela Dios, tatuando a una clienta. MIGUEL S. OTERO
Gabriela Dios, tatuando a una clienta. MIGUEL S. OTERO
La tatuadora afirma que en verano la gente suele pedir tatuajes más bien pequeños para tener menos problemas por el calor, el sudor y los días de playa. Entre los más demandados podemos encontrar alguna flor, ramitas o 'lettering'

Gabriela Dios Besada, nacida en A Illa de Arousa. Actualmente trabaja como tatuadora en ‘TBH Tattoo’, local establecido a las afueras del centro urbano de A Illa, Gabriela también es graduada en Bellas Artes en la facultad de Pontevedra en 2013.

¿Cuáles son los tatuajes más demandados en época estival?

En general, se piden tattoos pequeños, ya que la playa imposibilita hacer tatuajes grandes.Yo intento desaconsejar hacer cosas grandes, por el calor, sudor y demás. Con un tatuaje de 5 cm le puedes poner una tirita y con unas pocas precauciones puedes llevarlo sin problema. Aunque aquí viene gente que busca un poco mi estilo, suelen ser tatuajes botánicos, de pequeñas ramas, florecillas, elementos naturales y también mucho ‘lettering’, bien sea su nombre, el nombre de su hijo, una frase, letras de canciones o le que se les ocurra.

¿Hay un mismo modelo que pidan muchas veces? ¿Cuál es?

Si que hay modas, aunque creo que estamos en un momento, en el mundillo del tatuaje, en el que depende lo que le guste hacer a cada persona, será una cosa u otra, es más personalizado. Actualmente, como trabajamos aquí, siendo un sitio pequeño y con cita previa, un poco más privado, tiendo a tener como un tipo de cliente; aunque bueno, hago muchos ‘toxos’, muchos elementos florales y vegetales. Pequeños paisajes en línea fina, rollo skyline, caras de animales, y también olas, tema marítimo bastante, conchas... Yo trabajo mucho en negro, puntillismo, trabajos a líneas... Actualmente podemos decir que ya no hay modas, hace unos años sí, pero ahora tenemos tanto bombardeo de imágenes que es difícil decir que el tatuaje sigue una corriente. Por lo menos entre mi clientela.

¿Cuál es el tatuaje más bizarro que le han pedido? ¿En qué parte del cuerpo?

¡Buf! La cuña de ternera gallega en una cacha le llega bien. Una vez me pidieron un retrato, no me acuerdo del autor, creo que era de los años 50, que era una representación de una mujer fea. Era una mezcla entre Paul McCartney, tenía cara de hombre, una nariz muy aguileña.

La gente joven está muy influenciada por Instagram, sobre todo las mujeres

¿Cuáles suelen ser los diferentes tipos de tatuaje entre clientes de diferente edad? ¿Quién ha sido el cliente de mayor edad que ha tenido y qué se tatuó?

La gente joven está muy influenciada por Instagram, sobre todo las mujeres. Piden cosas más minimalistas, los iconos del momento. La gente de más edad suele estar un poco fuera de ese mundillo y piden cosas más personales, cosas mas complejas, los jovenes suelen pedir cosas mas simples. El mayor al que he tatuado, que ya había cumplido los 70, se tatuó 'La vida loca' en el brazo, debajo de una rosa de los vientos.

¿Hay algún modelo de tatuaje de le guste hacer en particular?

Sí, me encantan las ilustraciones botánicas, estilo antiguas, plantas de todo tipo. También me gusta hacer caras de animales, con un estilo puntillista y líneas finas.

¿Cómo está el tema del dolor en algunos tatuajes en partes del cuerpo en concreto?

Hay zonas en las que duele más, zonas en las que duele menos, pero también depende mucho de cada individuo. A lo mejor a ti en las costillas no te duele nada y en general a la gente le duele un montón. El esternón duele mucho y zonas articulares, donde hay hueso y poca piel. Yo tengo una teoría, en zonas donde tienes cosquillas, zonas más enervada, es donde más duele. Algún gritillo si que han soltado, pero en general saben sobrellevarlo.

En sus últimos años en la carrera de Bellas Artes, ¿tenía la idea de empezar a tatuar?

Empecé a tatuar entre el año en el que acabé las asignaturas de la carrera y el año en el que presenté el trabajo de fin de grado. Me picó la curiosidad de probar una nueva técnica de dibujo y me dio la locura de probar con el tatuaje. En principio lo pasaba mal, porque estás haciéndole daño a una persona, tienes la duda en si va a salir bien o si va a salir mal. La persona se mueve, no es como un papel que está quieto, pero bueno, acabó enganchándome. Tuve la suerte de que los primeros me salieron bien y sin darme cuenta ya tenía a gente desconocida en la puerta.

¿Adónde va a tatuarse?

Depende de lo que me quiera hacer, elijo a un tatuador u otro. El tatuaje de un zorro vestido de geisha que tengo en el antebrazo, me lo hizo una a la que admiro mucho su trabajo, se llama Mimi, tatúa en Madrid. Es bastante New School. Para cosas de más de mi estilo, hojas y tal, me lo hace un colega, Rodri, que trabaja en Pontevedra, en Oculum Tattoo.

¿Dónde ha trabajado anteriormente?

Entre el 2012 o 13 hasta el 2014 trabajé en Vilagarcía, en un sitio que se llamaba TatuArte. Allí se veía la diferencia de un estudio en plena calle, cuando trabajaba allí todos los días sabía que iba a tatuar signos del infinito, una estrella, normalmente en los codos y algún brazalete maorí. Actualmente, en un local en un domicilio privado a las afueras del centro de A Illa, tenemos una clientela más selectiva. Un estudio en casa siempre tiene un cliente más privado. Haces un determinado tatuaje para cada persona. Los tatuadores nos convertimos en artesanos.

"Actualmente podemos decir que ya no hay modas"
comentarios