lunes. 09.12.2019 |
El tiempo
lunes. 09.12.2019
El tiempo

Portonovo se convierte en catedral de las palilleiras

Un grupo de asistentes al encuentro. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
Un grupo de asistentes al encuentro. JOSÉ LUIZ OUBIÑA

El XII Encontro Internacional reunió a cerca de mil asistentes procedentes de distintos puntos de España y Portugal

Comenzaron siendo un mero complemento de la Festa da Raia, pero las palilleiras de la Asociación Santa Catalina, constituidas como grupo propio a través de la agrupación As Bolboretas han conseguido que su cita anual se convierta en todo un referente en el mundo de esta complicada labor artesanal.

Una gran carpa acogió este domingo el decimosegundo encuentro de palilleiras promovido por esta agrupación y en el que se dieron cita cerca de mil personas.

"O tempo non axudou moito, pero as asistentes de distintos puntos de España non se desanimaron, senón ao contrario", explicó este domingo Rosa Alarcón, presidenta de Santa Catalina y una de las organizadoras del evento, que ejerce de portavoz.

Si las lluvias y el frío fueron un inconveniente los y las palilleiros llegados desde Zamora, Burgos, Asturias, Palencia y distintos puntos de Portugal, no se dejaron impresionar por la meteorología y sí lo hicieron por la hospitalidad y cordialidad de Portonovo y del grupo anfitrión.

La celebración se desarrolló como viene siendo tradicional con una jornada de exhibición solo interrumpida por un receso, a las 14.00 horas para que los participantes pudiesen descansar y comer. "Esta concentración non premia ao maior, ao máis novo, ou ao chegado de máis lonxe, senón que entrega agasallos a todos os asistentes", explicó Rosa Alarcón, orgullosa del resultad. "Ademais, as integrantes sempre temos un detalle coa nosa profesora, Tere Lozano, que é a que nos uniu e a que nos anima a organizar estas cousas, por iso queremos deixarlle claro o noso agradecemento e agarimo sempre", explicó.

El encuentro se despidió puntualmente, en torno a las 19.00 horas "en parte, porque son moitos os autobuses que aínda teñen que facer unha longa viaxe de volta cara o seu lugar de orixe", y en parte porque el tiempo desapacible no invitó a completar la escapada por la villa al acabar el encuentro. Eso sí, los asistentes se llevaron más de 150 premios y regalos sorteados en el transcurso de la jornada. "Todo isto faise grazas ao comercio local, aos restaurantes e ás empresas da zona, que colaboran con nós e nos axudan para que poidamos realizar todos estes eventos durante o encontro", agradeció la portavoz después de haber despedido al último grupo de participantes y pensando, ya, en la mejor fórmula para celebrar la decimotercera edición en el año 2020.

Portonovo se convierte en catedral de las palilleiras
Comentarios