sábado. 18.09.2021 |
El tiempo
sábado. 18.09.2021
El tiempo

ESTOS BIENES NO SE TOCAN

Las joyas del urbanismo pontevedrés

Pazó de Lourizán. DAVID FREIRE (ADP)
Pazó de Lourizán. DAVID FREIRE (ADP)
En Pontevedra hay 159 construcciones que gozan de protección municipal; 21 de ellas son cruceiros ► El Concello actualizará el actual listado de edificios a conservar, que se hizo en 1994 y está totalmente desfasado

En Pontevedra hay 159 construcciones que gozan de algún tipo de protección urbanística por parte del Concello. De ellas, 71 están ubicadas en el ámbito urbano y las 88 restantes en el rural.

El catálogo municipal de edificios y bienes a conservar, aprobado en 1994, se ha quedado desfasado. Así lo reconoce el Concello, que ha iniciado la elaboración de los pliegos para actualizar un listado en el que hay varias anomalías. Una de ellas tiene que ver con la inclusión de construcciones que ya no existen en la actualidad. Dos ejemplos de ello son la antigua capilla de San Bartolomé, que en 2004 fue trasladada desde Joaquín Costa hasta el parque que el Liceo Casino tiene en el barrio de A Caeira, en el vecino municipio de Poio; y el chalé de los Sáenz Díez, derribado hace casi dos décadas en Arcebispo Malvar.

El directorio hecho por el equipo del arquitecto José González-Cebrián Tello prestaba especial interés en el patrimonio eclesiástico: desde el convento de Santa Clara hasta la Capela de Santa Margarida, en Mourente. También se incluyeron 21 cruceiros, 20 en el rural y solo uno, el de Virxe do Camiño, en el centro de la ciudad.

El inventario incorporó 40 edificios de viviendas, la mayor parte de ellas situadas en la Oliva, Benito Corbal y en la calle Peregrina. El resto de bienes protegidos fueron cementerios, institutos , edificios públicos o construcciones tan particulares como el Palco da Música de la Alameda, la Plaza de Toros o los Xardíns de Vicenti.

BIENES

OTROS LISTADOS. En la renovación del catálogo urbanístico municipal, el Concello deberá tener en cuenta listados de otras administraciones, como los de la Xunta, que identifican muchos más elementos patrimoniales. De hecho, la Consellería de Cultura tiene registrados 269 bienes de interés arquitectónico y etnográfico en el municipio.

El presidente de la delegación provincial del Colexio de Arquitectos de Galicia (COAG), Anselmo Villanueva, considera que la revisión que impulsa la Concellería de Urbanismo, que dirige Xaquín Moreda, es una oportunidad para la capital provincial.

"No solo hay que proteger edificios que tengan más de cien años. Los hay de 20 que también deberían estarlo", recuerda Villanueva, que ofrece la colaboración de la entidad colegial para elaborar el nuevo listado de construcciones a conservar.

El presidente provincial del COAG considera que el Concello debe preservar las joyas de la arquitectura contemporánea de arquitectos como Alejandro de la Sota (Pontevedra, 1923), José Bar Bóo (Vigo, 1922) o César Portela (Pontevedra, 1937).

BIENES2

Entre las obras de De la Sota figuran el Pavillón Municipal de Deportes, que en 2016 recuperó la cubierta original de 1964 tras una importante reforma; el bloque de viviendas que el arquitecto pontevedrés hizo en la calle que lleva su nombre y la ampliación de la Misión Biológica de Galicia, un inmueble dedicado a la investigación para la mejora genética de los cultivos. Aunque el edificio se construyó en el siglo XVIII a instancias del arzobispo Santiago Sebastián Malvar, su parte más moderna, en la que se ubican las instalaciones y laboratorios, es de 1970.

Las viviendas militares Bar Bóo en la calle Xeneral Rubín también deberían figurar en el catálogo. También el Mercado de Abastos o la sede de Afundación de Portela.

LA XUNTA CONTABILIZA 20 BIENES DE INTERÉS CULTURAL EN EL MUNICIPIO 

El primer BIC de Pontevedra fueron las Ruínas de San Domingos y el último el del santuario de A Peregrina ▶Patrimonio tiene pendiente el de Santa Clara desde 2009 

El catálogo municipal no es la única herramienta que protege el patrimonio urbanístico de la ciudad. El Concello dispone también de un plan especial para el casco histórico, denominado Peprica, que establece duros requisitos para evitar feísmos y aberraciones urbanas. Aquellos conjuntos de mayor reciben además el amparo de la Xunta a través de la declaración de Ben de Interese Cultural (BIC).

El Gobierno gallego contabiliza 20 elementos de este tipo en el municipio. El primer BIC de la ciudad fueron las Ruínas de San Domingos, que lo lograron en 1895. Luego llegaron los del Convento de san Franciso, la Basílica de Santa María, el entorno del monasterio de Lérez y de su entorno, el casco viejo, el Museo Provincial, el Archivo Histórico Provincial, la Biblioteca Pública o el Santuario de A Peregrina, que fue el último en lograr esta declaración, otorgada en 2011.

La Dirección Xeral de Patrimonio Cultural tiene pendiente una nueva incorporación, la del convento de Santa Clara. El Concello inicio la tramitación del BIC en 2009.

11 GRABADOS RUPESTRES. En la relación de BIC en Pontevedra también figuran 11 grabados rupestres, en concreto los de la Pedra do Casal, Os Praceres, A Carballeira, Chan das Cruces, Cachada do Vello, Cova Penedo do Mato Fondo, A Esculca, Regato dos Buracos, Carramal y Gatomorto.

Las joyas del urbanismo pontevedrés
comentarios
ç