martes. 12.11.2019 |
El tiempo
martes. 12.11.2019
El tiempo

"Amancio Landín fue un enamorado de la Armada y de la historia naval"

Manuel Otero Penelas, almirante del Cuerpo General de la Armada (CGA) en la reserva. DAVID FREIRE
Manuel Otero Penelas, almirante del Cuerpo General de la Armada (CGA) en la reserva. DAVID FREIRE

"Fue una persona prestigiosa y de gran valor cuya figura no está suficientemente reconocida", señala el almirante Manuel Otero, uno de los contertulios de la mesa redonda sobre el ilustre pontevedrés que tendrá lugar este miércoles en la Casa das Campás

Su currículum impresiona, pero en esta entrevista prefiere que se le presente simplemente como "el almirante pontevedrés Manuel Otero Penelas, en situación de reserva" sin desglosar su brillante trayectoria profesional en la Armada. Quiere evitar ser el foco de atención de la mesa redonda Amancio Landín. Lembranza de un marino ilustrado, que tendrá lugar este miércoles en la Casa das Campás a las 19.30 horas. En este acto estará acompañado por Jorge Soto, vicerrector del campus; Milagros Bará, realizadora y columnista de Diario de Pontevedra, y Rafael López-Torre, periodista y escritor.

¿Cuál es la finalidad de la mesa redonda sobre Amancio Landín?
Sin duda alguna poner en valor al personaje y dar a conocer su vida profesional y su obra, contribuyendo a honrar su memoria próximo ya el primer aniversario de su fallecimiento (que se cumplirá el próximo 28 de julio), y a que se tenga un mejor conocimiento de nuestro prestigioso conciudadano, al objeto de que ello sirva para potenciar su figura y se le dé la consideración y reconocimiento que merece.

¿Sobre qué va a tratar su intervención en el acto?
Dedicaré algunos de los 40 minutos que durará mi intervención a hablar sobre quién era Amancio Landín, una persona de gran valía, un pontevedrés ilustre; un hombre de bien, bondadoso, afable y simpático, querido y respetado por todos los que le han conocido y tratado; un enamorado de su tierra, de la Armada y de la historia naval. También repasaré su vida profesional como oficial del Cuerpo Jurídico de la Armada, letrado del Tribunal de Defensa de la Competencia, doctor en Derecho, político y periodista, ocupaciones a las que hay que añadir la de escritor e investigador, yo diría que especializado en historia naval. Ha sido distinguido con múltiples nombramientos y premios, entre ellos: miembro correspondiente de la Real Academia Galega y de la Real Academia de la Historia, cinco Premios Virgen del Carmen: radio, periodismo, televisión, literatura e investigación histórica y miembro de honor de la Asociación Española de Estudios del Pacífico. Asimismo ha recibido numerosas condecoraciones.

¿También hablará sobre su obra?
En efecto. Destacaré que desarrolló una muy meritoria carrera militar como oficial del cuerpo jurídico de la Armada, y asimismo que ha tenido una brillante actuación en el Tribunal de Defensa de la Competencia, que en ambos casos merecieron condecoraciones y distinciones. Como escritor, y como reza la Biblia, "por sus frutos les conoceréis". Sus frutos son su producción literaria, materializada en los 13 libros que escribió: siete de historia naval, seis de ellos relacionados con los descubrimientos de los navegantes españoles en el Océano Pacífico, dos relativos a sus actividades como jurista y cuatro de tipo narrativo y costumbrista. A esta producción bibliográfica hay que añadir otro aspecto de su legado literario de gran importancia, como son la multitud de artículos en revistas profesionales, principalmente en la Revista General de Marina y la Revista de Historia Naval, que se distribuyen a la gran mayoría de las marinas del mundo, así como sus innumerables participaciones en conferencias y cursos.

¿Qué otros aspectos destacaría de la figura de Amancio Landín?
El primero, su amor y afecto por Pontevedra y sus gentes. Su amor por su tierra lo ha demostrado cuando, tras residir en Madrid la mayor parte de su vida profesional "por necesidades del servicio", tras su jubilación regresó a vivir a su añorada Pontevedra por la que siempre sintió "saudade". El afecto por sus gentes lo materializó por medio de sus libros de narrativa costumbrista, en los que aparecen personajes típicos de pueblos y aldeas. Otro aspecto de interés es su proyección internacional, pues sus obras de historia naval son bien conocidas en muchos lugares del mundo y utilizadas como referencias bibliográficas por investigadores y escritores.

Retorno. "Tenía ganas de volver a vivir en mi ciudad, a la que regresé en 2012 cuando pasé a la reserva"

Manuel Otero Penelas, almirante del Cuerpo General de la Armada (CGA) en la reserva. DAVID FREIRE (2)Al igual que Amancio Landín, usted también ha regresado a su Pontevedra natal nada más pasar a la reserva...
De Madrid regresé a Pontevedra en 2012 para residir en esta ciudad con cierta continuidad. En enero de ese año pasé a la reserva y al mes siguiente ya vívía en Pontevedra. Tenía ganas de volver a mi ciudad porque en ella tengo una mayor libertad de movimiento. Por mi personalidad no sirvo para vivir en un piso, entre cuatro paredes. Soy una persona muy activa. A Madrid solo voy en Navidades.

¿Qué le parece la evolución del modelo urbano de Pontevedra?
Me gusta esta ciudad, que es amable para la gente que vive en ella. La transformación de la antigua Pontevedra a la actual yo no la hubiera hecho así sino de forma que respondiera a las necesidades de los residentes en el centro urbano como, por ejemplo, creando aparcamientos vigilados en la periferia de la ciudad.

"Amancio Landín fue un enamorado de la Armada y de la historia naval"
Comentarios