jueves. 18.07.2019 |
El tiempo
jueves. 18.07.2019
El tiempo

El Mayor Dolor quedó bajo techo por la lluvia

Acto religioso que se desarrolló en la Basílica de Santa María la Mayor. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
Acto religioso que se desarrolló en la Basílica de Santa María la Mayor. JOSÉ LUIZ OUBIÑA

La lluvia persistente que cayó durante la tarde obligó a suspender la procesión de la cofradía femenina, que fue sustituida por un acto en el interior de la Basílica

De luto riguroso, vestidas con un hábito negro de corte clásico, mantilla española y guantes del mismo color, rosario y vela, 15 penitentes de la Cofradía de Nuestra Madre del Mayor Dolor -la única íntegramente femenina de las siete hermandades que participan en la Semana Santa de Pontevedra- esperaban este miércoles a que se produjera un milagro: confiaban en que la lluvia que cayó de forma persistente durante toda la tarde les concediese una tregua para salir en la procesión del Miércoles Santo. Y éste no llegó.

Un fuerte aguacero momentos antes del inicio previsto para el desfile religioso impidió la instalación en los tronos de las imágenes de la Virgen de la Soledad y Jesús Nazareno con la Cruz a Cuestas.

Ana Gómez, presidenta de la hermandad femenina, apenas podía contener las lágrimas al comunicar la decisión. "Nos muchísima pena tener que suspender la procesión. Queríamos salir como fuese pero el chaparrón nos obligó a proteger las imágenes".

El desfile religioso (el primero suspendido en esta Semana Santa) fue sustituido por un acto en el interior de la Basílica de Santa María la Mayor.

El Mayor Dolor quedó bajo techo por la lluvia
Comentarios