lunes. 17.02.2020 |
El tiempo
lunes. 17.02.2020
El tiempo

Merche, la Willy Fog de Pontevedra

Merche, frente a Diario de Pontevedra. DAVID FREIRE
Merche, frente a Diario de Pontevedra. DAVID FREIRE
Plantó el trabajo para explorar el mundo y demostrar que las mujeres pueden viajar solas

A sus 32 años, Mercedes de Rueda Hernanz ha trotado más de 80 países y la mayor parte de las veces lo ha hecho sola. "Con cabeza", por supuesto, pero también con grandes dosis de empatía, sin comodidades y vistiéndose la piel de los que viven lejos de Occidente. Animada por los que le rodean abrió un blog, Worldcitizen Trips, cuyo lema ya deja intuir el espíritu de esta trotamundos: "La felicidad no es un destino, sino una manera de viajar".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Recorrer Vietnam 🇻🇳 en moto fue una experiencia increíble. Crucé por Laos hasta Sapa, al norte del país, donde se encuentran los campos de arroz más espectaculares que he visto. Una visita obligada para los fotógrafos sin lugar a dudas. Y así, seguí por innumerables aldeas hasta Hanoi y después, Ha long bay (dónde se rodó King Kong) y su famosa isla de Cát Bà donde visité una cueva que había sido un hospital durante la Segunda Guerra Mundial. Tras los diluvios universales que mi mochila y yo soportamos por el camino (estuve en época de monzones) seguí recorriendo el país. La mejor época para visitar Vietnam es de diciembre a febrero. Mis sitios favoritos además de Sapa y Ha Long Bay fueron: Ninh Bình,Hoi An, Hue, Nha Trang, Ho chi Minh o también llamada Saigón y el Delta del Mekong. Os haré un post en mi blog con toda mi aventura por Vietnam próximamente. #worldcitizentrips #vietnam #traveltheworld #viajes #blog #travelphotography #happy #followyourdreams #tbt

Una publicación compartida de WORLDCITIZEN TRIPS ©️ (@worldcitizentrips) el

Su afición a los viajes surgió de "forma inesperada", al hilo de sus pasos en la vida. Merche nació en Salamanca, pero a los tres meses se mudó a Pontevedra (de donde es su madre y parte de la familia), y a los tres años se trasladó a Chile. Una década más tarde regresó a la Boa Vila, donde continuó sus estudios en el Colegio Doroteas y el IES Sánchez Cantón, y luego se fue a Santiago, donde cursó Derecho y Criminología. Una beca para estudiar inglés le llevó a New York, un voluntariado a Polonia y varios trabajos en Heineken y Red Bull a múltiples destinos fuera de la ciudad del Lérez. El gusanillo por explorar otros territorios fue alimentándose sobre la marcha y a los veintipico el "enganche" a las travesías era total.

Merche, la Willy Fog de Pontevedra (2)Hubo un primer intento de echar raíces, cuando por "asuntos familiares" tuvo que regresar a Pontevedra. De hecho, empezó a trabajar en una empresa muy conocida, pero enseguida se percataría de que sería un intento fallido. "Colapsé y me di cuenta de que necesitaba volar y experimentar, así que, aprovechando que tenía unos ahorros, dejé el trabajo y me compré un pasaje a la India sin retorno", relata a este periódico.

Merche, la Willy Fog de Pontevedra (4)Se fue con una mochila y la bendición de su familia. Nepal, Bangladesh, Bután, Islas Borneo, Indonesia, Tailandia, Camboya, Myanmar... Durante ocho meses palpó el sudeste asiático con los cinco sentidos y vivió experiencias de todo tipo. En algunas acarició el miedo como, por ejemplo, en la frontera de Vietnam (país que recorrió en moto), donde unos hombres le chantajearon para devolverle sus pertenencias y poder cruzar a Camboya. En otras vivió episodios de los que tocan el alma y erizan la piel. Uno de ellos ocurrió en las Islas Flores, donde "una mujer lloró al ver su retrato" en una foto hecha con una Polaroid, "regalo de un amigo".

Merche, la Willy Fog de Pontevedra (1)Previa parada en casa, su aventura continuó en América, un continente que recorrió casi de cabo a rabo gracias a los ahorros que subsistían en la hucha y a su disposición a sacarse las castañas del fuego con cero recursos. "Llevo trabajando desde los 18 y siempre me ha gustado ahorrar, pero mis viajes han sido austeros. Muchas veces me imponía un tope de cinco euros al día para saber cómo se vive con la economía local. He dormido en aeropuertos y en estaciones de tren. He cuidado mascotas y he practicado couchsurfing y house sitting", dos modalidades de intercambio de alojamiento. "Era el momento de hacerlo. Con 50 seguro que no me va a apetecer a viajar así".

Merche, la Willy Fog de Pontevedra (3)Pese a los sustos, en ningún momento de su periplo ha sufrido una situación violenta, ni siquiera un robo. Merche espanta todos los temores a viajar sola "con sentido común y planificación", tomando las "medidas de precaución" que dicta la razón.

Su itinerario continuó por Australia, solo que un día la morriña hizo de las suyas. "Empecé a echar de menos mi casa", así que hizo las maletas y regresó a Galicia, su "destino favorito" al que siempre quiere volver.

Ahora empieza a apetecerle "más estabilidad" e intenta regresar a la OTAN (en Bélgica), donde ya trabajó hace unos años. Su familia, que la conoce, desconfía.Ella misma advierte que "los viajes me han cambiado la vida".

Merche, la Willy Fog de Pontevedra
Comentarios