Martes. 25.09.2018 |
El tiempo
Martes. 25.09.2018
El tiempo

"Me molesta mucho el sambenito de que el Casino es para pijos y ricos"

Jaime Olmedo. RAFA FARIÑA
Jaime Olmedo. RAFA FARIÑA

Después de ocho años al frente del Liceo Casino, Jaime Olmedo Suárez-Vence considera que todavía queda trabajo pendiente y esa "ilusión por terminar lo iniciado" le anima a renovar el cargo

Abogado de profesión y con sus 64 años de vida siempre ligados al Casino, Jaime Olmedo asegura que aún tiene fuerzas para seguir dirigiendo la entidad otros cuatro años pues, aunque está satisfecho con la labor realizada en sus dos mandatos anteriores, considera que aún le han quedado proyectos pendientes. Aunque prefiere no desvelar sus cartas "por el momento»", adelanta que uno de los más prioritarios será modernizar a fondo el vetusto edificio de la calle Manuel Quiroga.

¿Cuánto tiempo vinculado al Liceo Casino de Pontevedra?
Pues toda la vida, porque soy hijo de socios y nieto de socios. Además, nosotros lo utilizábamos mucho porque vivíamos en Curros Enríquez y la sede social estaba a un paso.

¿Qué le ha empujado a volver a presentarse a la presidencia?
No me animo yo solo, sino el equipo entero. Porque tenemos un proyecto que aún está inacabado, no por falta de interés, sino por condicionantes presupuestarios. Pero mantenemos la ilusión por trabajar y tenemos un bagaje importante de lo realizado en estos ocho años, sobre todo en obras. Fíjese que en estos dos mandatos hemos invertido 2,2 millones de euros en obras, sin contar los trabajos de conservación. Digamos que nuestro proyecto aún no se acabó y por eso nos presentamos, para terminarlo.

Menciona a su equipo. En estos ocho años apenas ha tenido variaciones. ¿Mantendrá esa tendencia o habrá caras nuevas?
Mi equipo es muy experimentado y muy diverso, perteneciente a muy distintos gremios y estoy muy contento con él. Es cierto que apenas hemos hecho variaciones en este tiempo pero porque ha funcionado muy bien. De todos modos, es posible que incorporemos a una persona más hasta llegar a los diez directivos que permiten los estatutos.

"Modernizar el edificio social debe figurar en cualquier candidatura que se precie, porque las obras son imprescindibles"

¿Cuáles son esos proyectos inacabados por los que se presenta?
Por respeto al proceso electoral, prefiero no desvelarlos hasta que entremos en campaña. Pero a nivel general le puedo anticipar que uno de los principales será terminar de modernizar la sede social. Pero no creo que sea algo solo nuestro, sino de cualquier candidatura que se precie, porque las obras son imprescindibles. No ya solo porque nos lo trasladen los socios, sino porque basta con echarle un vistazo: cuartos de baño, ascensor, etc. Este edificio tiene mucho volumen pero poca superficie útil, y queremos sacarle rendimiento a ese espacio. A nivel de eventos y actividades,

¿Tienen previsto ampliar o modificar la actual programación?
Hemos hecho muchísimo en el apartado deportivo. Pero pensamos que es necesario aumentarlo, porque una de la patas de una sociedad de este tipo es, precisamente, el deporte. Después también tenemos otras ideas en mente, pero prefiero desvelarlas un poco más adelante.

Antiguamente el Casino adolecía de un tibio relevo generacional y se le tildaba de tener una masa social muy mayor. ¿Se mantiene esa tendencia?
Precisamente, queremos fomentar las actividades deportivas para evitar que la pirámide de socios deje de ser pirámide. Pero nos encontramos con un doble contratiempo: por una parte, hay un cese lógico de socios por fallecimiento, y por otra, los chicos que son socios y cuya actividad queda en suspenso porque están fuera de la ciudad. Por eso debemos incentivar y promover la asociación de gente más joven.

¿Contemplan alguna mejora en el Parque de A Caeira?
Hace años, nuestra obra estrella fue la remodelación del Parque, hasta convertirla en una instalación modelo y orgullo de los socios. Tenemos ideas para seguir mejorándola y completándola, pero lo primordial, para nosotros, es el edificio social, porque el presupuesto es limitado.

Hablando de A Caeira, el pasado año la Guardia Civil denunció a la entidad porque el Baile de La Peregrina incumplió el horario permitido y carecía de un Plan de Autoprotección. ¿Cuál ha sido la resolución de ese asunto?
El expediente fue resuelto por la Xunta a favor del Casino. Y no solo eso, sino que nos dijo que no era necesario disponer de un Plan de Autoprotección en A Caeira y que el aforo puede ser de algo más de 7.000 personas. Eso nos ha dado tranquilidad, pero también nos ha servido para reforzar el plan de seguridad que ya teníamos.

¿Cómo es la salud económica del Liceo Casino?
Francamente buena, tenemos un presupuesto de 1,25 millones de euros y tenemos todas las facturas al día. Es una de nuestras satisfacciones.

En el bagaje de estos ocho años, ¿de qué se siente más orgulloso?
Es complicado decir una cosa sola. La gente suele mirar hacia las obras pero yo creo que le hemos dado una vuelta a la gestión del Casino. El modelo administrativo que tenemos es francamente bueno, pagamos las facturas a la semana de emitirlas, nos respetan los proveedores, hemos agilizado muchísimo las gestiones para con los socios... Mi orgullo fundamental es sentir que el socio está orgulloso de su sociedad.

Por cierto, sigue muy extendido el sambenito de que el Casino es para los pijos y los ricos. ¿Le molesta?
Sí, mucho, porque es totalmente injusto y falso. El Casino es una radiografía de Pontevedra y ahí están casi todas las profesiones. La cuota mensual son 40 euros por familia y a nadie se le impide el acceso por cuestiones económicas. Creo que esa afirmación es más fruto del desconocimiento que de la realidad.

«

"Me molesta mucho el sambenito de que el Casino es para pijos y ricos"
Comentarios