Penas ejemplares por blanqueo de dinero para el rey de la heroína del sur de Galicia

La Audiencia de Ponetvedra condena a Pepe Pallana a tres años y medio de cárcel y a una multa de más de cinco millones de euros ► Además, también impone penas para la exmujer del acusado y a su sobrino
Pepe Pallana, durante el juicio. DAVID FREIRE
photo_camera Pepe Pallana, durante el juicio. DAVID FREIRE

La Audiencia Provincial de Pontevedra ha condenado a José González Rolán, alias Pepe Pallana, a tres años y medio de cárcel y al pago de una multa de algo más de cinco millones de euros por un delito de blanqueo de capitales derivados del tráfico de drogas.

El tribunal ha tenido en cuenta la atenuante de dilaciones indebidas. Además, le ha impuesto a su exmujer, como cooperadora necesaria del mismo delito, con las atenuantes de dilaciones indebidas y de confesión tardía, un año de cárcel y 1,5 millones de euros de multa; y, a su sobrino, como autor de un delito de blanqueo de capitales por imprudencia grave, con la atenuante de dilaciones indebidas, siete meses de cárcel y una multa de 400.000 euros.

Los magistrados concluyen, a la vista de la prueba practicada, "que concurren indicios de signo incriminatorio suficientes para enervar la presunción de inocencia del acusado y considerar acreditada la realización, directamente o a través de terceras personas, de los concretos actos de blanqueo de capitales procedentes del tráfico de drogas". Así, especifican que, "con la finalidad de esconder y evitar que se conociese su procedencia ilícita, llevó a cabo diversas inversiones y transformaciones de las ganancias obtenidas como consecuencia de la actividad delictiva de tráfico de drogas, creando una apariencia de licitud para dichos capitales y permitiendo su introducción en el tráfico mercantil ordinario".

Pallana, condenado en su día por ocultar un gran alijo de heroína en una granja de cerdos de su familia, tenía un alto nivel de vida "no justificado" por sus ingresos legales acreditados, con propiedades inmobiliarias, algunas a nombre de otras personas, en Baiona, Tomiño, Torrevieja o A Guarda.

Además, los maistrados señalan la "utilización habitual" de vehículos de alta gama para sus actividades privadas y las de su familia, así como la adquisición de bienes muebles de elevado coste.  Entre ellos detallan, un abrigo de astracán con precio inicial de 3.750 euros, los dos relojes intervenidos en el momento de su detención y en los registros domiciliarios con un precio en el mercado de segunda mano de 4.100 y 3.200 euros. 

La Audiencia Provincial de Pontevedra ha acordado el comiso definitivo y adjudicación al Estado de los bienes, medios, instrumentos y ganancias derivadas de los delitos cometidos.

La sentencia no es firme ya que cabe presentar recurso ante el TSXG.