sábado. 04.07.2020 |
El tiempo
sábado. 04.07.2020
El tiempo

... y Pipa y Comba volvieron a jugar

Pipa (izquierda) y Comba. CEDIDAS
Pipa (izquierda) y Comba. CEDIDAS
Las dos perras llegaron al CAAN de la Deputación en estado grave durante el confinamiento ►40 canes fueron adoptados desde que se reactivaron las acogidas, hace una semana

Han vuelto a nacer. El Centro de Acollida e Protección de Animais (CAAN) de la Deputación de Pontevedra le ha brindado una segunda oportunidad a Pipa y Comba, dos perras que tuvieron que ser operadas de urgencia durante el estado de alarma provocado por la crisis sanitaria del coronavirus.

Personal del CAAN fue quien encontró a los animales en difíciles circunstancias y con lesiones. Gracias a su actuación ambas están plenamente recuperadas y esperan que la vida les vuelva a sorprender y encontrar un hogar en el que recibir y dar todo el cariño que en su día alguien rechazó.

Pipa fue la primera de las perras recogidas por el CAAN, en Lalín, tan solo un día antes de la entrada en vigor del estado de alarma, el pasado 13 de marzo. El Concello dio aviso al centro del organismo provincial e informó de la difícil situación en la que se encontraba el animal.

Esta perrita, que por aquel entonces tenía solo tres meses de vida, presentaba graves lesiones debido a un atropello, en concreto una fractura con desplazamiento del fémur izquierdo y en el cúbito y el radio izquierdo. De la primera de estas lesiones fue operada en el centro de Meis por un traumatólogo, mientras que de la segunda evolucionó favorablemente sin necesidad de cirugía.

Tras su pronta recuperación, Pipa ya está lista para ser dada en adopción, algo que CAAN espera que suceda en los próximos días, después de que se reestableciese este servicio tras la entrada de la provincia en la fase 1 de la desescalada.

El caso de Comba fue todavía más grave que el de Pipa. Esta perra de ocho años de edad fue hallada por el personal de Conservación de Autoestradas en el arcén de la Autovía do Salnés en pleno estado de alarma por la Covid-19. el pasado 3 de abril.

Además de sarna, presentaba un tumor ya ulcerado en una de sus patas, en la que también tenía una fractura de cúbito y radio. El animal padecía, también, anemia.

En la cirugía que le fue practicada en las instalaciones del CAAN hubo que amputarle esa pata y se comprobó con radiografías que, afortunadamente, no tenía metástasis en otros órganos. Así, tanto de esa operación, como de la sarna y de la anemia, el can se recuperó con éxito en este último mes y, al igual que Pipa, ya está lista para recibir el calor de un nuevo hogar.

En la fase 1 de la desescalada, el centro de la Deputación provincial implantó el sistema de cita previa para las visitas a las instalaciones y para los procesos de adopciones, que ya se iniciaron con una gran acogida, según destacan desde el propio centro. De hecho, hasta 40 perros ya fueron adoptados en la última semana. Las personas interesadas deberán solicitar cita previa en el número de teléfono 986 140 360.

... y Pipa y Comba volvieron a jugar
comentarios