viernes. 14.05.2021 |
El tiempo
viernes. 14.05.2021
El tiempo

El Pleno insta a la Xunta a mantener la clase de Primaria en Verducido

Rafa Domínguez y Tino Fernández, en el Pleno de este lunes. DAVID FREIRE
Rafa Domínguez y Tino Fernández, en el Pleno de este lunes. DAVID FREIRE
El PP presenta mociones para mejorar la ubicación de los colectores de basura y construir un pabellón en Ponte Sampaio, ambas rechazadas
BNG y PSOE defendieron en el Pleno ordinario de este lunes su postura contra el cierre de la Educación Primaria en la escuela de Verducido. Lo hicieron con una moción que instaba a la Xunta a mantener el aula para alumnado que termine el período de Educación Infantil con el voto en contra de los populares y la abstención del concejal no adscrito, Goyo Revenga.

El concejal de Educación, el socialista Tino Fernández, defendió la continuidad del proyecto educativo apelando a que "non hai ningún indicador obxectivo que xustifique a decisión da Xunta", ya que, según el edil, la matriculación se mantiene estable y los métodos pedagógicos son ejemplares. En este sentido, apuntó a que los motivos por los que la Consellería de Educación decide cerrar la Primaria responden a cuestiones económicas. "Aos señores do PP éncheselles a boca cando falan do rural, lean vostedes os artigos da lei de impulso demográfico e logo atrévanse a defender este peche", se refirió Fernández a Domínguez.

Por su parte, el portavoz popular defendió la postura de la Xunta basándose en los bajos niveles de demanda de plazas del centro. "No es asumible abrir una escuela para tres o cinco niños", dijo Domínguez, que se refirió también a motivos educativos como la importancia de que los menores socialicen en colegios con las aulas más llenas. En este sentido, incluso insinuó que la detección de trastornos como el autismo puede ser más difícil en colegios con pocos niños escolarizados al limitarse la interactuación entre iguales.

Fernández explicó que los argumentos de Domínguez no hacían más que justificar la despoblación del rural y el popular se defendió atacando. "El problema es que el Concello de Pontevedra tiene abandonado el rural", dijo Domínguez acusando al Gobierno local de la que la gente joven se vaya de las parroquias. Domínguez mencionó aspectos como la falta de fibra óptica o las dificultades para construir viviendas en las parroquias como factores que explican la bajada en la demanda de escuelas como la de Verducido. A esto, Fernández replicó que las competencias en este ámbito son de la Xunta y lanzó una pregunta a los populares con motivo de su postura en esta moción: "Actúan vostede como delegación da Xunta ou como grupo municipal do PP?".

El choque entre el Gobierno y el PP continuó con las siguientes mociones presentadas por el partido de la oposición, que puso encima de la mesa la idoneidad de la ubicación de los colectores de basura en ciertos puntos de la ciudad. "Es un insulto a un colectivo como el Colegio Médico, en un año como el de la pandemia, que se pongan contenedores delante de su sede", explicaba el popular, que criticó también la colocación de colectores ante comercios o en determinadas zonas del casco histórico.

La propuesta de Domínguez era reconsiderar, con criterios técnicos, la ubicación de los mismos y lanzó una acusación al Gobierno local diciendo que en ocasiones la colocación de los colectores obedece a represalias contra quien presenta quejas.

A esta cuestión respondió la edil nacionalista Carme da Silva, que aseguró que la colocación de los colectores ya se realiza con criterios que establecen los funcionarios expertos del departamento municipal de gestión de residuos. "Neste ámbito está vostede no Pleistoceno", acusaba Da Silva afeando la crítica de Domínguez. La moción popular fue rechazada con los votos de BNG y PSOE.

Otra de las propuestas llevadas a Pleno por los de Domínguez consistía en la creación de un pabellón en la parroquia de Ponte Sampaio. En este caso, si Domínguez mencionaba a ciertas asociaciones vecinales que habían apoyado la propuesta, el nacionalista Alberto Oubiña, encargado de la réplica, aludía a otros colectivos de la parroquia que están en contra de construir una infraestructura en el lugar basándose en la importancia de "liberar" el territorio por su proximidad a la playa.

La moción volvió a ser rechazada por los grupos que conforman el bipartito ante la crítica que Domínguez repitió en varias ocasiones a lo largo del Pleno: "Lo suyo es el no por el no, votar siempre en contra de las iniciativas del PP sin tener en cuenta la defensa de los vecinos de Pontevedra".

Los populares sacaron a colación otra cuestión más antes de terminar el Pleno. En el apartado de ruegos, la concejala Silvia Junco pidió al responsable de Xardíns, Iván Puentes, el adecentamiento de las parcelas que corresponden a los edificios de las calle Serra y la Avenida de Bos Aires. Los jardines pertenecen a los mencionados inmuebles, por lo que Puentes dijo que la forma de poder hacerse cargo de ellas es a través de la cesión de las mismas por parte de los vecinos.

Por otra parte, el Pleno aprobó por unanimidad delegar a la Xunta los procesos de selección de auxiliares de la Policía Local. Así, al igual que ocurre ya con los agentes municipales, las oposiciones para el cuerpo local correrán a cargo de la Xunta.

El Pleno insta a la Xunta a mantener la clase de Primaria en Verducido
comentarios
ç