jueves. 21.11.2019 |
El tiempo
jueves. 21.11.2019
El tiempo

Pontevedra tiene menos terrazas

Imagen de una terraza en el centro de Pontevedra el pasado viernes. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Imagen de una terraza en el centro de Pontevedra el pasado viernes. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

El censo del Concello registra 1.893 veladores en espacios públicos, 14 menos que en 2018, cuando se cambió el reglamento

En la ciudad hay menos terrazas. Así lo ponen de manifiesto los datos del padrón municipal, que revelan que Pontevedra cuenta en la actualidad con 1.893 veladores, lo que supone 14 menos que en 2018, el año en el que cambió el nuevo reglamento para el sector.

Uno de los motivos de este descenso tiene que ver con las inspecciones llevadas a cabo por los servicios del Concello en busca de instalaciones ilegales. Los técnicos tramitaron diez expedientes de declaración de baja de mesas y sillas y una orden de cierre.

A pesar de este descenso, el número de locales de hostelería que explotan el negocio de terraceo sigue siendo el mismo que durante el ejercicio anterior. Así, 299 bares, cafeterías o restaurantes de Pontevedra disponen de veladores.

Las arcas municipales prevén ingresar este año 204.378,55 euros a través de la tasa que se le aplica a estas instalaciones, lo que se traduce en un 0,58% menos de los 205.579,23 euros ingresados en 2018. El nuevo reglamento establece requisitos más duros que la anterior normativa, que databa de 1997. Entre ellos figura la limitación del espacio que pueden ocupar las mesas y las sillas. Los veladores tienen que dejar un espacio mínimo de entre 1,50 y 1,80 metros en las aceras, tres metros en calzadas de sentido único y seis en el caso de viales de doble sentido de circulación.

También se obliga a dejar un itinerario peatonal entre las mesas y la línea de fachada y a convertir la terraza en «detectable para as persoas con dificultade visual».

La publicidad, las pizarras con el menú o cualquier tipo de carteles o paneles informativos no podrán ponerse fuera de los locales. Las mesas y las sillas tampoco podrán exhibir marcas empresariales por una cuestión estética.

La ambientación musical, los futbolines y elementos «perturbadores do descanso» también están prohibidos en la normativa, que por primera vez prevé un régimen de sanciones con multas que van de los 300 a los 3.000 euros, según la gravedad.

La unificación de los horarios fue otra de las novedades de la ordenanza de las terrazas. La colocación de mesas y sillas podrá hacerse dos horas antes, a las nueve de la mañana, y su recogida se fija para la una y media de la madrugada. En ocasiones especiales, como la celebración de fiestas u otros eventos especiales, el terraceo puede ampliarse media hora más. En verano, las instalaciones podrán estar hasta las dos de la madrugada de lunes a jueves y hasta las dos y media de viernes a domingo y en vísperas de festivos.

Pontevedra tiene menos terrazas
Comentarios