miércoles. 19.01.2022 |
El tiempo
miércoles. 19.01.2022
El tiempo

"Queremos volver a Verducido, pero ahora prima lo que conviene a los niños"

Inicio del curso en Verducido, en el que el notario constató que se dejó fuera a los alumnos de Primaria. GONZALO GARCÍA
Inicio del curso en Verducido, en el que el notario constató que se dejó fuera a los alumnos de Primaria. GONZALO GARCÍA
Los padres de los cuatro menores de Primaria cuya aula clausuró la Xunta en junio y que ahora debe reabrir por una sentencia judicial decidirán esta semana si vuelven a cambiarlos de centro

"La sentencia ha llegado tarde". Lo dice la directora de la EEI Verducido, Raquel Mera, y lo dicen los padres y madres de las cuatro alumnas que se quedaron fuera del centro cuando Educación decidió cerrar el aula de Primaria.

El fallo emitido el pasado viernes por el Juzgado Contencioso-Administrativo número 1 de Pontevedra fue calificado por las familias como "demoledor" porque reconoce que la administración autonómica "vulneró los derechos fundamentales de los niños y un derecho tan sensible como la educación" y obliga a la Xunta a reabrir el aula de Primaria en un plazo de diez días. Fuentes de Educación constataron este lunes que el proceso está en marcha y se ha abierto la plaza para contratar a un profesor en la escuela.

Mientras, los padres quieren sopesar bien la decisión de si sus hijos vuelven a Verducido o no. "Han sufrido mucho, primero los echan fuera del colegio, se tienen que quedar en casa sabiendo que sus compañeros están en clase y todo esto después de meses de confinamiento", manifestó el lunes Luis Rey, uno de los padres afectados. "Queremos volver a Verducido, pero ahora prima lo que más conviene a los niños", añadió este progenitor que señaló que esta semana se reunirán los afectados para conocer las circunstancias de cada familia y tomar decisiones. "Algunos tuvieron que cambiar su organización totalmente y a lo mejor ahora no tienen fácil volver a cambiarlo", subrayó Rey.

"Tamén agora debe de ser difícil para os pais tomar esta decisión, unha vez que os rapaces superaron a entrada noutro cole", manifestó por su parte la directora. Para Raquel Mera el fallo judicial es una "vitoria agridoce". "Estamos contentos no sentido de que recoñece que houbo maltrato ás alumnas e ás súas familias, pero chega tarde". Y llama a la reflexión: "Agora que estamos tan cerca do Día dos Dereitos da Infancia había que tomalo en serio. Foi maltrato por parte de Educación e de segundas houbo un certo maltrato por parte da Xustiza, porque habendo rapaces polo medio debía ser máis áxil, máxime cando hai un mes había un posicionamento da Fiscalía que dicía que había vulneración de dereitos", concluyó Mera.

¿Y en el futuro? "Queren que a escola morra soa e vana desangrando"
Qué futuro le espera a la EEI de Verducido por el momento es una incógnita, aunque su directora apunta a que las decisiones de Educación de los últimos años van encaminadas "claramente" hacia una dirección. "Dende o curso 2018-2019 a Xefatura Territorial de Educación da Xunta empezou a anunciar que quería pechar Primaria. Cando os pais se opuxeron foi cando pecharon en xuño unha das aulas de Infantil, cando tiñamos 18 nenos, o que supón que nunca haberá alumnos suficientes para Primaria. A intención déixase ver", señala Raquel Mera. "Queren que a escola morra soa e vana desangrando", añade.

Hasta el momento de la sentencia, la EEI Verducido contaba con una unidad de Infantil de nueve alumnos. "Tiñamos dez pero un era irmán dunha das menores de Primaria e tivo que cambiar de centro", aclara. Ahora el futuro más inmediato dependerá de la decisión que adopten los progenitores de las menores afectadas por la sentencia. "Ter que estar loitando así é esgotador para as familias e tamén para nós".

"Queremos volver a Verducido, pero ahora prima lo que conviene a...
comentarios