La reforma de la Praza de Arturo Souto incluirá una zona de juegos infantil

Una parte del pavimento será de caucho para amortiguar posibles caídas ► La obra, que forma parte de la humanización de Loureiro Crespo, incluye la plantación de loureiros
Lores visitó este miércoles el resultado de las obras en la Praza de Arturo Souto. DAVID FREIRE
photo_camera Lores visitó este miércoles el resultado de las obras en la Praza de Arturo Souto. DAVID FREIRE

La reforma de la Praza de Arturo Souto incluirá una zona de juegos infantil. Así lo aseguró este miércoles el alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores, durante la visita que realizó al lugar en compañía de la concejala de Espazos Públicos, Eva Villaverde, técnicos municipales y responsables de la empresa adjudicataria.

El regidor del BNG se mostró satisfecho con el resultado de las obras, que forman parte de la humanización de Loureiro Crespo y O Castañal. La actuación todavía no está finalizada, solo falta la instalación de caucho en la parte del pavimento en el que jugarán los niños y niñas del barrio. Esta se adopta para amortiguar posibles caídas.

La intervención en Arturo Souto consistió en la instalación de plataforma única, de modo que los peatones tendrán prioridad en caso de que algún vehículo pase por la zona. Los trabajos permitieron mejorar la accesibilidad en esta especie de plaza, flanqueada por edificios residenciales.

La solución estética elegida ha sido la misma que en la reurbanización de Loureiro Crespo para que todo el ámbito guardase cierta coherencia. Además, el proyecto incluyó la eliminación del pequeño parterre que había en la parte central de este espacio.

Los árboles que había en el lugar han sido sustituidos por loureiros, en un guiño hacia la calle con la que linda la plaza. Así se dará continuidad al paseo verde creado en esta parte de la ciudad.

La plaza también contará con bancos

Lores también confirmó que se instalará mobiliario urbano. Pero su colocación se hará a posteriori, porque la mejora de Arturo Souto no preveía nuevos bancos.

"É a penúltima visita ás obras de Loureiro Crespo", dijo Lores con retranca haciendo referencia expresa al retraso que acumulan las obras de humanización. Sobre estas demoras, el alcalde recordó los problemas de suministros que están teniendo muchas empresas que trabajan para la iniciativa pública.

El proyecto de reurbanización está prácticamente listo en Loureiro Crespo y solo falta por concluir dos calles en O Castañal. En Ernesto Caballero está pendiente la pavimentación del vial, en el que se han renovado todos los servicios subterráneos.

Los trabajos en Ramón Cabanilllas, aún sin ejecutar, son los últimos que faltan para completar la reforma prevista en el barrio. De esta manera se solucionarán los problemas con las aguas pluviales.

"DE CALIDADE". El regidor nacionalista espera que esta reforma urbana, la de mayor cuantía que ejecuta el Concello en la actualidad, pueda estar lista "nun prazo prudente, xa que estamos a falar da gran obra deste mandato".

Además de destacar la calidad urbana de este nuevo espacio, Lores subrayó la importante inversión destinada a esta zona de la ciudad. "Era un barrio que tiña falta de investimento e de creación de espazo público de calidade", admitió.

Otros datos
Un proyecto que roza los 2,6 millones de euros y que acumula un año de retraso
La reurbanización de Loureiro Crespo y O Castañal roza los 2,6 millones de euros. Los trabajos fueron adjudicados a la empresa Covsa por 2.158.068,35 euros. Tras una modificación del proyecto, el contrato se encareció en 430.912,37 euros.

Cinco prórrogas
El Concello aprobó este mes la quinta prórroga consecutiva otorgada a la concesionaria para finalizar las obras. Covsa dispondrá ahora hasta principios del mes de agosto para concluir los trabajos, que finalizarán con más de un año de retraso. Imprevistos técnicos, falta de mano de obra y la crisis de materiales fueron los motivos de las demoras.