ESTA ES MI CALLE

Soportais, la antigua milla de oro de la ciudad

En esta calle de Pontevedra se instalaron negocios como Ultramarinos Beledo, La Moda Ideal, la relojería de Arturo Rey o La modernista ► A pesar de su céntrica ubicación, el cierre de locales ha provocado un declive en la zona
photo_camera La Rúa dos Soportais protagoniza una nueva entrega de la sección Esta es mi calle.
► Nombre: Rúa dos Soportais
▶ Antiguamente era conocida como: Travesía del comercio
▶ Ubicación: Entre la Praza da Ferraría y la de Curros Enríquez

 

Quién no ha paseado por debajo de sus preciosos soportales. Quién no se ha resguardado en ellos en un día de lluvia. Y, por supuesto, quién no se ha parado debajo de ellos a comprar o tomar algo. La Rúa dos Soportais es sin duda una de las calles más populares de Pontevedra. O al menos, lo fue.

Esta vía era conocida antiguamente como la travesía del comercio, una denominación que no deja lugar a dudas de la imagen que siempre tuvo para los pontevedreses. Y es que hace años, cuando Benito Corbal no tenía la fama que hoy en día tiene, esta era para los vecinos y vecinas la gran milla de oro de la ciudad.

Antes de que se abriese la vía Fernández Villaverde, estaba unida a la actual calle de Manuel Quiroga, y allí había un gran número de negocios. "Moitos non poden esquecer aínda a presencia nela de comerciantes como Os Beledo, que tiñan a súa tenda de ultramarinos na metade da rúa, de grande importancia por ser os primeiros comerciantes chegados de Castela que se instalaron na cidade, ós que lles seguirían moitos nos anos seguintes", recuerda Ramón Rozas en su libro Rúas de Pontevedra.

Imagen antigua de la Rúa dos Soportais. ARCHIVO
Imagen antigua de la Rúa dos Soportais. ARCHIVO

Establecimientos también históricos el de "a reloxería de Arturo Rey, os tecidos de Pedrosa, a camisería de Maximino Agra, onde despois nos atopamos outro clásico dos calzados como é Calzados Felipe; para rematar esa parte da rúa co establecemento de ultramarinos de Carrillo".

Hacia el final de la calle, junto a la Praza de Curros Enríquez, estaba también La Modernista, emblemático establecimiento dedicado a la venta de paraguas y otros productos textiles.

Y por supuesto, si se hace un repaso de la historia de esta vía, nadie en la ciudad olvida la tienda La Moda Ideal, que fue fundada en 1896, y que, tras sufrir un incendio el 1 de febrero de 2016, se trasladó a la calle contigua.

Tras la despedida de todos estos establecimientos, a día de hoy el negocio más veterano de la calle es el de A Moda Dabaixo, que abrió en 1896. Su dueña, Rosa María Díaz, reconoce que antes "había muchísimo más comercio" y es consciente de lo que perjudica que haya "tanto bajo comercial vacío".

"Los alquileres ya no son lo de antes y esto pasó de ser la milla de oro de la ciudad a ser una zona con poco movimiento", asegura la empresaria, quien confía en que "cuando Zara se traslade a Michelena, a ver si esto vuelve a revitalizarse un poco".

Once años lleva también Ana Vázquez, dueña de Equivalenza. Esta comerciante también asegura que "la calle murió". "Cuando yo abrí aquí, esta zona estaba muy animada y, sin embargo, la calle de Michelena estaba muerta. Ahora eso es al revés", confirma.

En su opinión, uno de los principales problemas que tiene la vía "es que es muy oscura, le hace falta mucha más iluminación".

Junto a esta tienda se encuentra la Administración de lotería número 5, El Aviador, y, al lado, la tienda Almagemela. La propietaria de este negocio, Sara Magariños, llegó a la zona en marzo de 2015 y, desde entonces, "abrieron y cerraron muchos locales".

"A mí me gusta destacar lo bueno, porque es una calle muy céntrica, muy cómoda, es peatonal y tiene los soportales que en los días de lluvia siempre ayudan. Es una calle de casi obligado paso y es una zona muy turística", apunta la empresaria.

Sin embargo, Magariños también es consciente de que "la calle tiene poca iluminación y está cada vez más sucia". Por no hablar, añade, "de que últimamente hay un grupo de gente sin recursos en esta calle que beben y dejan las latas de cerveza apoyadas en los escaparates". "Los clientes se están dando cuenta de eso y les está dando un poco de reparo pasar por aquí", lamenta.

Algunos comerciantes de la Rúa dos Soportais. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Algunos comerciantes de la Rúa dos Soportais. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Completa la oferta comercial la tienda Lagasca Vintage, que abrió hace 5 años Mercedes Escauriaza. "La calle desde que yo llegué cambió para mal porque justo coincidió con el cierre de varios locales. Eso provocó un importante bajón y a día de hoy no hay tanto movimiento como antes", señala la empresaria.

Pero a pesar de todas estas carencias, Escauriaza hace hincapié en que "el entorno es maravilloso y la calle es preciosa". "Yo no me movería de aquí", afirma.

Completan la oferta comercial Tevas&Co, desde hace tres años, y otras tres zapaterías; y la oferta hostelera la Cafetería El Pasaje , y, desde hace más de una década, la pizzería Dolce Vita.

El entorno de la Praza da Ferraría 

A pesar de que la parte más próxima a la Ferraría ya no pertenece a la Rúa dos Soportais, lo cierto es que cualquier movimiento comercial en esta zona tiene una importante repercusión en el resto de negocios.

Aquí estuvieron instalados la pastelería Ankarr o el establecimiento de hostelería propiedad del empresario Manuel Fariña, la cafetería Soportales, recientemente cerrada. Y justamente donde antes estaba la heladería Smöoy, es donde el empresario Carlos Fontán inauguró el pasado 24 de noviembre la vinoteca La Pipa. "Pasaba todos los días por aquí y veía que lo que es una de las calles más bonita de la ciudad estaba desangelada", afirma el hostelero.

"Me animé a este espacio por la Herrería y la programación que hace aquí el Concello, además de porque va a abrir en breves la Churrasquería de Pepe Vieira y con el traslado de Zara creo que se va generar un triángulo comercial en la ciudad que va a ir de Plaza España a la Praza de Barcelos y hasta el Mercado de Abastos, con la Herrería y Peregrina como epicentro", señala Fontán.

Comentarios