La tasa de dependencia más baja de Galicia

Pontevedra es la gran ciudad gallega con menos vecinos menores de 16 años y mayores de 65, en relación al total de su población activa ►Supera en once puntos a Ferrol, en ocho a Ourense, en seis a A Coruña y en dos al municipio vigués
Pontevedra es la gran ciudad gallega con más población jóven en su estadística. RAFA FARIÑA
photo_camera Pontevedra es la gran ciudad gallega con más población jóven en su estadística. RAFA FARIÑA

Los indicadores sociales de Pontevedra mejoran con los años. La Boa Vila no es solo la ciudad más joven entre los siete grandes municipios gallegos. También es la que cuenta con más población activa, y por tanto, en edad de cotizar, en relación a los menores de 16 años y los mayores de 64, lo que en demografía se entiende por tasa de dependencia.

La reciente crisis sanitaria ha alterado también en toda Galicia las cifras del desempleo y Pontevedra, que llegó a liderar la estadística, presenta ahora la tercera tasa de paro mejor entre los siete principales municipios de la comunidad autónoma.

Ahora mismo esa tasa de dependencia en el municipio lerezano indica que un 52,68% de su población no está comprendida entre los 16 y los 64 años de edad, lo que significa que ese es el porcentaje de ciudadanos teóricamente dependientes de pensiones del Estado o de ayudas de otros familiares.

La estadística es once puntos mejor que la de Ferrol, donde el 63,66% de la población es dependiente; y está ocho puntos por debajo del 60,83% de tasa que presenta Ourense. En A Coruña es el 58,48% de la población la que está fuera de la franja en edad de cotizar, en Vigo un 54,52% de sus vecinos, en Lugo un 54,23 y en Santiago un 54,18.

Por tercer año consecutivo, Pontevedra se confirmó además como la gran ciudad más joven de Galicia. La media de edad de la población de la Boa Vila es de 44,7 años, casi cinco menos que en Ferrol, la más envejecida de las principales conurbaciones de la comunidad autónoma, donde la media de la población tiene 49,2 años.

Lugo, con una media de edad de 45,6 años, es el segundo gran municipio de Galicia más joven, seguido de Santiago de Compostela (45,8 años de media entre su población) y Vigo (45,9).

En la franja de los 46 años figura A Coruña, donde el Instituto Galego de Estadística confirma una edad media de 46,8 años. Y en el segmento de los 47 aparece Ourense, donde la edad más frecuente entre sus habitantes es de 47 años.

El desempleo, que en Pontevedra sigue afectando a más de 5.000 personas (5.094 según la última estadística) continúa siendo uno de los primeros problemas de la ciudad. Pero puesto en relación con los otros seis municipios más importantes de la comunidad ha dejado de ser el peor dato gallego. Ahora mismo la tasa de paro local (13,64% de desempleados entre el total de su población activa) es la quinta más baja de toda la comunidad autónoma.

El indicador más preocupante sigue siendo el ferrolano, con una tasa de paro del 16,65%. Le siguen en importancia Vigo (16,64) y Ourense (15,49). Todavía por encima del dato pontevedres se encuentra A Coruña, que presenta una tasa de paro en su población del 13,85%. Y en una situación mejor aparecen las ciudades de Lugo y de Santiago. La primera de ellas con una tasa del 11,71% y en el caso de la capital compostelana, del 11,26.

Tasa de sustitución. La urbe con más población para cubrir futuras jubilaciones
Otro dato demográfico de los más optimistas en Pontevedra es la demoninada tasa de sustitución, que mide la cantidad de población entre los 20 y los 29 años, en relación a la franja de edad comprendida entre los 55 y los 64 años. Es decir, la cantidad de gente que está en edad de incorporarse al mercado laboral, en relación a la que le queda menos tiempo para salir de él y jubilarse.

En el caso de Pontevedra, esta tasa es la mejor de Galicia. Hasta un 68,91% de su población está en condiciones de «sustituir» al tejido más veterano de su musculatura laboral por otro más joven.

En Vigo, por ejemplo, esa misma proporción es del 66,99%, pero en A Coruña el ritmo baja hasta el 65,85%, un dato prácticamente idéntico al 65,47% que presenta Santiago.

Lugo y Ourense se mueven en la franja del 64% en tasa de sustitución de su población. Y Ferrol es la gran urbe gallega que presenta en este sentido una peor estadística, con una relación del 53,58% entre su población laboral capaz de sustituir a otra.generación que vive sus últimos años de trabajo antes de entrar en su período de jubilación.