martes. 15.06.2021 |
El tiempo
martes. 15.06.2021
El tiempo

PONTEVEDRANDO... EFECTO PO2

Pontevedrando... Transporte a demanda

Taxistas de Pontevedra. JAVIER CERVERA- MERCADILLO
Los taxistas de Pontevedra podrían participar en el transporte a demanda que ultima el Concello. JAVIER CERVERA- MERCADILLO
El servicio se pone en marcha cuando alguien lo solicita y mientras tanto no cuesta nada a nadie

Se trata de una de las más antiguas y justas reivindicaciones del vecindario de nuestras parroquias. Imaginemos que es usted una aguerrida sanbeniteira. Si es así, hágame un hueco cuando vuelvan a celebrar su glorioso cocido anual, que estuve una vez y viví uno de los más felices días de mi larga vida. Al lío: es usted vecina de Lérez y quiere o debe ir al casco urbano a hacer unas compras, unos recados, a visitar a su nieta o a pasear. Eso ya es asunto suyo, no me voy a meter en su vida personal.

Usted no tiene coche o no quiere cogerlo para pasarse media hora buscando dónde aparcar. Y es entonces cuando se acuerda de que no tenemos de momento un servicio de transporte público. La razón es sencilla: el transporte público en cualquier lugar de este planeta es deficitario por su propia naturaleza. Los costes siempre son mayores que los ingresos, aunque no sé si hay alguna excepción, pero no lo creo. El problema no es que cueste un dinero público que se pueda pagar; la cuestión es cuando se convierte en ruinoso, no se puede sostener y hay que cerrarlo.

Mantener una flota de autobuses que presten ese servicio a cada una de las parroquias de Pontevedra sencillamente no es buena idea porque no es sostenible. De ahí que haya supuesto un tema de discusión recurrente a lo largo de los años. El Gobierno ha optado finalmente por su idea inicial, una propuesta imaginativa con la que se puede ofrecer un servicio mucho mejor a un coste muy inferior. El transporte a demanda, se llama.

Se trata de que cuando usted quiera ir desde Lérez al casco urbano, solicite el servicio con antelación, diciendo de dónde a dónde quiere ir y a qué hora y un coche irá a recogerla para que venga usted como una señora. Y para regresar, lo mismo. El servicio incluye disponibilidad de sillas para bebés, por si quiere llevar usted a su otro nieto y no tenga que ir usted cargando con la sillita del churumbel. Lo mismo para personas con necesidades especiales.

Trabajamos ya, y usted y yo nos incluimos porque cuando alguien trabaja en nuestro nombre también es mérito nuestro, digo que trabajamos en lo que desde los servicios de Comunicación del Concello llaman el esqueleto de la aplicación informática que gestionará los viajes. El coste para el usuario será céntimo arriba o céntimo abajo lo mismo que costaría un autobús y la diferencia la pagamos de las arcas del Concello.

Hay mucho que trabajar todavía e imagino que ya estarán pensando quienes tienen que hacerlo, que dependiendo de la parroquia, habrá que adaptar el servicio a la demanda. Puede que en las que tengan una mayor densidad de población se establezcan puntos y horarios de recogida y llegada para que dos o tres personas puedan compartir el coche como compartirían un autobús.

El transporte a demanda evita que tengamos que recurrir a la otra opción: la flota de autobuses que tienen horarios y paradas fijas de ida y vuelta y que van sí o sí incluso un martes lluvioso de febrero cuando nadie de A Canicouva está esperando en una marquesina para subirse, pero por si acaso. De esta otra manera, con el transporte a demanda, el servicio se pone en marcha cuando alguien lo solicita y mientras tanto no cuesta nada a nadie.

Se espera que a lo largo de este año y parte del siguiente la cosa esté lo suficientemente trabajada para ponerse en marcha, con lo que un problema sistémico en nuestro municipio quedará al fin resuelto a satisfacción de todos y todas.

Evitará las vueltas en coche de quienes vienen de una parroquia buscando una plaza para aparcar, invitará a la gente de las parroquias a acercarse al caso urbano y viceversa, lo que supondrá un nuevo lazo de cohesión entre vecinos y vecinas y será bueno para el comercio y la hostelería, tanto en el centro como en las parroquias. El coste para el usuario será asequible y para el contribuyente también, y generará actividad económica en el propio servicio de transporte, que no sé quién lo prestará. Supongo que los taxistas de Pontevedra, a quien les viene bien porque representan a uno de los sectores más machacados por la crisis.

Así que bienvenida la iniciativa presentada por Demetrio Gómez, que dejó sus responsabilidades como concelleiro de rock&roll para dedicarse a estas cosas igualmente importantes y necesarias.

Pontevedrando... Transporte a demanda
comentarios
ç