viernes. 23.08.2019 |
El tiempo
viernes. 23.08.2019
El tiempo

Faraón Revenga

Goyo Revenga, en una imagen de archivo. RAFA FARIÑA
Goyo Revenga, en una imagen de archivo. RAFA FARIÑA

[Artículo publicado en la edición del pasado sábado, 13 de julio, de Diario de Pontevedra]

"CIUDADANOS míos: la crueldad del viejo faraón es cosa del pasado. Una nueva ola de moderna crueldad inundará esta perezosa tierra". Así comienza su discurso Bender, el robot, cuando se hace con el control de un lejano planeta en un futuro todavía más lejano (para referencias más exactas vean Futurama, me lo agradecerán). Esto viene a cuento porque, aunque no lo parezca, antes de Goyo Revenga estaba Ciudadanos y antes de Ciudadanos estaba Bender, el Albert Rivera metálico. Y ahora que ya estamos todos situados vamos a lo importante: el pleno municipal de mañana.

Pocos espectáculos más edificantes se pueden contemplar en Pontevedra que un pleno municipal, si acaso el baile de la Peregrina. A un pleno hay que ir al menos una vez en la vida, como los musulmanes a la Meca o los católicos a San Andrés de Teixido. El de mañana, a tenor de un par de mociones que presentará Ciudadanos, podría ser el mejor de los escenarios para disfrutar de la experiencia. A Revenga, quizás el más amable y simpático de todos los concejales, lo observará mañana España y, no quisiera pecar de pretencioso, el mundo entero.

A un pleno municipal hay que ir al menos una vez en la vida

Primero, porque tras una semana movida por el choque entre gaytasunos (término acuñado por una conocida columnista conservadora esta misma semana) y los principales líderes de Ciudadanos (partido bautizado por un conocido columnista conservador), nuestro Goyo Revenga ha decidido poner punto y final al affaire con una votación en el Teatro Principal de Pontevedra. Pide el ciudadano Revenga una condena expresa a lo que considera ataques y agresiones a un partido que ha decidido defender la libertad y la diversidad de la mano de VOX.

Pero no se queda ahí el plan revenguista. A Goyo le consta que el planeta se encuentra ante una emergencia medioambiental gravísima y que los primeros en arrimar el hombro para combatirla debemos ser los pontevedreses. Esto, que me consta ha provocado alguna sonrisa maléfica entre sus compañeros de mesa, le honra hasta el infinito y casi lo emparenta con las corrientes más radicales de la lucha urbana: “piensa globalmente, actúa localmente”. Volviendo al principio, al capítulo de Futurama, la cosa termina con el faraón Bender ordenando la construcción de una estatua gigante suya en Osiris 4 que escupe fuego por la boca y repite constantemente la siguiente frase: “me recordaréis”. Grande Revenga, ni un paso atrás.

Faraón Revenga
Comentarios