viernes. 03.07.2020 |
El tiempo
viernes. 03.07.2020
El tiempo

La hipocresía de Guardiola

Después de escuchar las últimas declaraciones de Pep Guardiola, la conclusión a la que llego es que este tío nos toma a todos por idiotas. Nos ponemos en antecedentes: "No podemos pagar sus sueldos. Hay presupuestos para las transferencias y no podemos pagar tanto. En el futuro, puede cambiar, pero no hemos pagado más de 80-100 millones de libras por un jugador. No podemos pagar eso en este momento, es la verdad", dijo sin pestañear ante los medios de comunicación el técnico mejor pagado en la actualidad, mientras su club estaba apoquinando 70 millones de euros en la contratación del central Aymeric Laporte. Con este último fichaje el City ha desembolsado 256,5 millones solo en defensas. Es decir, el gasto del técnico español supera a lo que han invertido este año también en Defensa países como Paraguay (267 millones), Bosnia (191 millones), Jamaica (115 millones), Macedonia (107 millones) o Islandia (31 millones).

"No podemos pagar eso en este momento, es la verdad", dijo sin pestañear Guardiola, mientras su club estaba apoquinando 70 millones

Desde que Guardiola aterrizó en el Etihad Stadium el grifo del dinero no se ha cerrado. Las dos temporadas que lleva como técnico en el Manchester City han sido las que más ha invertido el club en la contratación de nuevos jugadores. Un total de 526 millones en 18 jugadores. Pero esto no es nuevo. En su etapa de cuatro años en el Fútbol Club de Barcelona la entidad invirtió 342 millones en 16 jugadores. Siempre había pensado que un buen entrenador era aquel que sabía sacar rendimiento a los jugadores con los que contaba y ganaba títulos con ellos. Pero ahora parece ser que si no tienes 22 muy buenos jugadores ya no puedes alcanzar la gloria. Como Ranieri, que ganó la Premier League con el Leicester porque contaba con 22 pelés en la plantilla, o Mourinho, que ganó la Champións con el Oporto porque la jugó con 22 maradonas.

Y aprovechando este espacio, no me gustaría dejar de mencionar el caso del Fútbol Club de Barcelona, que para esta temporada no ha tenido más remedio que gastarse 312,5 millones de euros en fichajes, de los cuales 225 han sido en dos jugadores. Ellos no querían, pero después de tantas décadas subiendo desde La Masía al primer equipo jugadores de talla mundial, este año ha tenido una ruptura en el stock.

La hipocresía de Guardiola
comentarios