viernes. 28.02.2020 |
El tiempo
viernes. 28.02.2020
El tiempo

La guerra de los paraguas

José Manuel Cores Tourís
José Manuel Cores Tourís

SOY UNA PERSONA a la que la lluvia no le disgusta. Es más, creo que en Galicia debe llover para que sigamos manteniendo este verde tan bonito que nos envidian por ahí fuera. Pero lo de ayer ha sido demasiado. Y más cuando no hace nada que nos visitaron Elsa y Fabien. En esta ocasión, el temporal me pilló en plena calle y yo, ilusa de mí, había salido de snekers, ahora que están tan de moda, y creí que llegarían intactas a su destino. Pero el disgusto se me pasó cuando vi que yo no era la única que sufría las inclemencias de este invierno. Sé de buena tinta que al delegado territorial de la Xunta de Galicia en Pontevedra, José Manuel Cores Tourís, tampoco le va lo de bailar bajo la lluvia. Lo demostró ayer y con creces, durante su visita al Tramo de Concentración de Accidentes (TCA) de Lapamán al bajarse del coche y ver la que estaba cayendo. Y más todavía cuando comprobó que, para siete personas que eran, solo había dos paraguas. Su cara era más épica que El Quijote.

Pero, si hablamos de poemas épicos, en toda historia tiene que haber un héroe. Y en esta ocasión le tocó serlo al concelleiro de Cultura de Bueu, Xosé Leal, que, tal vez porque era más joven que sus acompañantes y tiene las defensas por las nubes, o quizás porque quería lucir cazadora impermea- ble, tiró de capucha y se desentendió de la incipiente guerra de los paraguas.

También en toda historia tiene que haber un inteligente. Y en plena carretera de Lapamán, el honor le fue concedido al alcalde, Felix Juncal, que viendo la que se avecinaba y en vistas del viento que hacía y de que los paraguas iban a acabar en la basura, optó por un gorro de agua. Creo que lo hizo por inteligencia, pero luego he entrado en Instagram (ya les comenté con anterioridad que últimamente estoy enganchándome a las nuevas tecnologías), y he cambiado de idea al ver a todas las influencers luciendo el mismo gorro, que ahora se ha puesto muy de moda. ¿Habrá sacado de ahí la idea el alcalde, o es el alcalde quien ha marcado tendencia? No lo sé, pero creo que lo primero que haré en cuanto consiga salir a la calle sin levantar el vuelo será comprarme uno de esos.

Y con tanta lluvia no deja de venirme a la mente un buen cocido. Y más después de lo que hemos tenido estos días en Lalín. Pero parece que ha cogido el relevo Vigo, donde se presenta hoy la II Feira do Cocido. Por lo visto, Abel Caballero quiere ser el alcalde más navideño y también el más cocido. El mismo Cuiña había compartido en Facebook una imagen del alcalde vigués diciendo que Vigo tenía el mejor cocido. Yo propongo que lo intente, lo mismo nos sorprende con un cocido fosforescente.

La guerra de los paraguas
Comentarios