jueves. 27.02.2020 |
El tiempo
jueves. 27.02.2020
El tiempo

Los réditos de un "sí"

BIEN SABIDO es por aquellos que me siguen que uno de los recurrentes caballos de batalla de esta sección es el peaje por la movilidad que pagamos los gallegos, que tiene su concreción más sangrante y multitudinaria en el coste que supone transitar por la AP-9. Y lo es por lo que supone de agravio comparativo respecto a otras comunidades autónomas que ya no tienen que pagarlo, por lo que lastra a nuestras empresas en cuanto a competitividad y, por supuesto, por el volumen de siniestralidad que sufrimos en nuestras carreteras secundarias, por las que muchos conductores se ven obligados a transitar como consecuencia del inasumible coste que supone el hacerlo por una vía mucho más segura, como sería la AP-9.

De ahí que un primer momento manifestase mi decepción respecto a lo que yo entendí como una postura tibia y poco ambiciosa por parte del BNG en esta cuestión a la hora de negociar el acuerdo que propició el voto a favor de Pedro Sánchez de su diputado en el Congreso. Según la información que tenía en aquel momento, el acuerdo contemplaba que la gratuidad sería solo para el trayecto de vuelta en el caso de que se hiciese en el mismo día que el de ida.

Mi sorpresa llegó unos días después cuando leí en una información periodística que lo que realmente recogía el texto acordado era la gratuidad total tanto para el viaje de ida como para el de vuelta si estos se realizaban en el mismo día. Si verdaderamente era así sería una fantástica noticia, por lo que quise corroborarlo de primera mano. A través de un buen amigo hice una serie de gestiones y poco después recibí una llamada desde el propio BNG en la que me confirmaban que lo firmado en el acuerdo era, efectivamente, una bonificación del 100% de los dos (o más) trayectos, tanto para profesionales como para particulares, si se realizaban en el mismo día.

Si el acuerdo se cumple y entra en vigor (que esa es otra) supone sin duda un cambio sustancial y muy ventajoso para los usuarios de la AP-9. Aunque en mi opinión se debería haber evitado ese condicionante de que los dos viajes tengan que ser "en el mismo día" y lo habría cambiado por el de que fueran "en las 24 horas siguientes", ya que hay profesionales, como por ejemplo en hostelería o en la sanidad, que hace en viaje de vuelta pasada la medianoche y por lo tanto, injustamente, no se van a poder beneficiar de la gratuidad.

No soy nacionalista pero sí me considero galeguista, y como tal quiero lo mejor para mi pueblo. Por ello no me duele en prendas reconocer y aplaudir cualquier decisión que suponga una mejora, venga de quien venga. Y en este punto, el acuerdo logrado por el BNG, supone una incuestionable mejora, un primer paso de cara a alcanzar ese objetivo último que es la liberación de todos los peajes de todas las autopistas gallegas.

El BNG ya cumplió su parte y votó "sí" en la investidura. Ahora, repito, le toca cumplirlo al gobierno de PSOE y Podemos. Y no es precisamente Pedro Sánchez una persona que se caracterice por el cumplimiento de su palabra. Aun así, en esta ocasión soy optimista. En Galicia estamos a las puertas de unas elecciones autonómicas y estoy convencido de que tanto PSOE y su candidato Gonzalo Caballero como Podemos son muy conscientes de que si no cumplen este acuerdo, con un asunto tan sensible para le gente como es este, lo pagarían muy caro en las urnas.

Los réditos de un "sí"
Comentarios