martes. 15.10.2019 |
El tiempo
martes. 15.10.2019
El tiempo

Solvencia

Este viernes pudimos disfrutar del partido más bonito de los Hispanos Júnior en lo que va de Mundial. La selección jugó con un hándicap importante como fue la baja del jugador franquicia de nuestro ataque, Ian Tarrafeta, que tiene una microrrotura muscular en el isquio que le impidió jugar este partido. A ver si está, sobre todo, para el partido del próximo lunes ante Eslovenia.

Enfrente tuvimos al equipo serbio, que nos hizo dudar en la espectacular defensa, que le planteamos a Túnez el pasado jueves, con un 5:1 y Adriá Martínez de avanzado. Los serbios tienen un equipo con mucha más riqueza y técnica individual, con más opciones de atacar esta defensa abierto. Eso nos provocó ciertas dudas a lo largo del partido.

La de este viernes fue una victoria de solvencia, que nos coloca en el punto de partida hacia los puestos de honor del campeonato. Ahora hay que ganar a Eslovenia

Con respecto al ataque, seguimos con nuestro juego rápido, variado y con mucha continuidad, tratando de elaborar mucho el ataque y buscando situaciones de superioridad por las zonas exteriores. Una vez más, Gonzalo Pérez volvió a hacer un muy buen partido. Pol Valera asumió los galones de Tarrafeta y fue el que tiró del equipo en momentos puntuales.

Creo que es una victoria de solvencia, que nos coloca en el punto de partida hacia los puestos de honor del campeonato. El domingo vamos a pasar el trámite de Japón, que tampoco va a ser coser y cantar. No va a ser como el partido ante los estadounidenses y van a exigir un poco más. Después de ganarle a los asiáticos, el lunes nos enfrentamos a la presumible Eslovenia, otro equipo que está invicto. En la teoría es el partido que está marcado, pero hay que jugarlo. El de este viernes fue complicado, ya que Serbia fue muy duro y con más riqueza táctica. Ya se presumía que Eslovenia iba a decidir el campeón de grupo si todo iba normalmente.

Solvencia
Comentarios