domingo. 09.08.2020 |
El tiempo
domingo. 09.08.2020
El tiempo

El legado español en EEUU (III)

HERNANDO de Soto y los miembros de su expedición -iniciada en 1539-, fueron los primeros europeos que recorrieron el actual territorio de Arkansas. La exploración resultó un fracaso en lo referido al establecimiento de asentamientos -uno de los objetivos buscadosdada la escasez de hallazgos de riqueza. Fue, en cambio, todo un éxito en descubrimientos geográficos. El 8 de mayo de 1541 la expedición llegó y posteriormente cruzó el río Mississippi. Fueron los primeros europeos en hacerlo en una zona del interior del continente americano. Por el cauce de su desembocadura ya había navegado unas veinte millas río arriba Alonso Álvarez de Pineda en 1519. La relación de Arkansas con España fue intensa secularmente. Si damos un salto en el tiempo encontramos que en su espacio geográfico, como afirma Juan Ignacio Güenechea, "se escribió una de las páginas más importantes de la herencia española en Estados Unidos: su contribución en la Guerra de Independencia de Estados Unidos". No debemos olvidar que mientras Francia jugó un importante papel en el plano teórico en el proceso independentista, la aportación militar de España fue decisiva. Baste recordar la figura de Bernardo de Gálvez, nombrado ciudadano honorífico de los Estados Unidos de América por el presidente George Washington por sus acciones militares contra los ingleses. En la actualidad, Estados Unidos lo considera uno de sus padres fundadores y su retrato figura en la sala de fundadores del Congreso estadounidense.

San Agustín es un lugar de inexcusable parada en todo recorrido por el amplio legado español en Estados Unidos. Fue Ponce de León quien primero visitó estas tierras en una fecha tan temprana como 1513. El 8 de septiembre de 1565 inició San Agustín su andadura al fundarla Pedro Menéndez de Avilés. Como se mantuvo habitada permanentemente desde entonces, es la ciudad más antigua de Estados Unidos fundada por europeos. Un hecho escasamente conocido de San Agustín es su papel de santuario de libertad para los esclavos negros huidos de la colonia inglesa de Carolina del Sur. Política potenciada por la Monarquía Hispana para perjudicar a sus rivales británicos. La presencia física española en San Agustín llegó a su fin en 1821 con la firma del tratado de Adams-Onís. Pero el recuerdo de la presencia española durante siglos se mantiene en la actualidad. En la bandera de Florida ondea la Cruz de Borgoña. Fue una decisión adoptada por sus habitantes en 1900 al ratificar "una enmienda para agregar barras rojas diagonales en la forma de la Cruz de San Andrés a la bandera, puesto que antes solo contaba con el sello del estado en un fondo blanco", afirma Juan Ignacio Güenechea.

Alabama y Florida no son los únicos estados norteamericanos donde están presentes símbolos españoles. En algún otro, en su sello, incluso aparece la bandera de España, caso de Texas. Ciudades como Los Ángeles, Santa Fe, Pensacola o San Agustín mantienen el recuerdo de la presencia española al presentar en su sello el león y el castillo, emblemas más representativos de los reinos de Castilla y León.

El legado español en EEUU (III)
comentarios