Opinión

Honda, juez del Mundial

NO FUE el día de Jorge Lorenzo. Cuando todo apuntaba a una nueva victoria del mallorquín en el circuito de Motegi, el neumático delantero de su Yamaha comenzó a desintegrarse a falta de diez vueltas para el final, lo que propició que le dieran caza Dani Pedrosa y Valentino Rossi. El piloto de Palma de Mallorca, que cerró el podio este domingo, sale pues de Motegi a 18 puntos de su rival por el título, un crecido Valentino Rossi, a falta de tan solo tres carreras para finalizar el campeonato. Haciendo cálculos, esto quiere decir que ya no depende de sí mismo para ganar el Mundial. Aunque se subiese a lo más alto del cajón en las carreras de Australia, Malasia y Valencia, a Rossi le llegaría con ser segundo en todas ellas, y aun le sobrarían tres puntos. La única opción que le queda a Jorge Lorenzo (si no se tienen encuenta posibles caídas o fallos mecánicos) es la de meter algún piloto entre él y su compañero en Yamaha. Es decir, Honda es el máximo aliado de Lorenzo en lo que resta de campeonato.

Comentarios