Domingo. 17.02.2019 |
El tiempo
Domingo. 17.02.2019
El tiempo

Ya están aquí

Esperemos que nuestros amigos los ‘aliens’ no pongan su vista este domingo en Madrid, en caso contrario lo que se encontrarán será un concepto muy alejado del de ‘modestia cósmica’

Arrogantes cósmicos. EFE
Arrogantes cósmicos. EFE

“Se trata de modestia cósmica”. Estas eran las palabras de Abraham Loeb, director del Instituto de Astronomía de Harvard, tras declarar que no estábamos solos en el universo y que una nave de origen extraterrestre acababa de pasar sobre nosotros. 

Esperemos que nuestros amigos los ‘aliens’ no pongan su vista este domingo en Madrid, en caso contrario lo que se encontrarán será un concepto muy alejado del de ‘modestia cósmica’ y del de futuro. Tendrán ante ellos la Tierra Media, en la que Santiago Abascal, hijo de Aguirre y heredero del trono de Aznar, ha conseguido reunir a los ejércitos aliados para poner fin al ‘malvado’ Sánchez. 

Una concentración que es capaz de fusionar los elementos más neoliberales con los más casposos sin ruborizarse. Eso sí, no se les puede echar en cara lo del derroche ya que por lo menos se le volverá a dar uso a los autobuses empleados en el ‘carretaxe de votos’ para transportar personas al centro neurálgico de la patria. No iban estar muriéndose de la risa hasta mayo guardados en los garajes gallegos aguardando a las municipales. 

Supongo que en Oumuamua no tienen estos problemas y debaten asuntos más interesantes como la ‘abducción del día’

Las razas de origen extraterrestre, en caso de bajar la vista, disfrutarán de un espectáculo medieval, animado por tres periodistas con poca vergüenza y en el que solo falta Bustamante. Éste último es conocido por ser “persona” y no ‘un ser de otro mundo, como las feministas’. 

La verbena del odio al diferente pero cargada de tolerancia hacia el mercado puede hacer que en el OVNI se replanteen muchas cosas. Se preguntarán, ¿si no aceptan a los de su propia especie, cómo van a convivir con nosotros? Pronto encontrarán la respuesta que garantiza la entrada en el círculo, el dinero

Algún youtuber, con muchos seguidores y dudosa credibilidad, nos diría que en el fondo todo se trata de una conspiración reptiliana. Desearía que fuera así. Puede que en ese caso incluso me sumara a ese cordón sanitario que proponen desde la izquierda para frenar a este “fascismo” que sale a las calles. Alianza de humanos contra los anunnaki, suena bien. 

O por lo menos tiene mucha mejor pinta que la ‘matraca’ procedente de los sectores ‘progres’ al respecto. Estratos en los que todavía no han comprendido la naturaleza ideológica y política de Vox y lo tratan como “fascismo”. Afirmación que no resiste ningún análisis serio, más allá del filofascismo de algunos de sus miembros. 

Estos hombres rancios que van a caballo dan miedo porque sus postulados defienden el liberalismo sin tapujos, aunque alguno se empeñe en ver a Franco resucitado. Es su particular dragón en el garaje del que hablaba Carl Sagan. Una excusa para dar la ‘turra’ culpando de sus banales desgracias al que no quiere participar en la democracia burguesa, bien sea porque defiende otras convicciones políticas que se sitúan fuera del sistema o porque simplemente no le importa el mundo más allá de sus cuatro paredes.

Supongo que en Oumuamua no tienen estos problemas y debaten asuntos más interesantes como la ‘abducción del día’. No pasaría nada si esa elección recayera en alguno de esos ‘salvajes’ cargados de ‘prepotencia cósmica’ que se mostrarán como líderes este domingo ante la masa. Quizás así, tras recibir una lección de nuestros vecinos estelares, puede que Casado dejara de decidir sobre las mujeres, Rivera sobre los que no tienen dinero y Abascal… A Abascal se lo pueden quedar.

Ya están aquí
Comentarios