Jueves. 15.11.2018 |
El tiempo
Jueves. 15.11.2018
El tiempo

'Ego pensionista', ¡lo que hay que oír!

POR SI éramos pocos parió la abuela (que me perdonen las abuelas por la expresión). Si no fuesen suficientes los improperios que el presidente del Gobierno y algunos de sus más allegados gobernantes nos vienen dedicando a los pensionistas en nuestras razonadas reclamaciones de ajustar nuestras pensiones al coste de nuestra existencia, ahora se une a ellos el ínclito gobernador del Banco de España, –otro personaje que tal baila en esto de soltar paridas (léase estupideces)– recomendando una serie de recetas para solucionar el problema como, entre otras, el alargar la vida laboral por encima de los 67 años, contraponiendo sus tesis a las de criterios más consistentes, como los de proponer una subida de los salarios o ampliar el número de contratos indefinidos. Pero si alguna lindeza dijo este señor, que por cierto se apellida Linde (¿de ahí vendrán las lindezas que dice?) es el decir y reprochar que "los jubilados hemos ahorrado poco en fondos de pensiones" o que "la mayoría de los jubilados tiene casa en propiedad".

No voy a ser yo quien tenga la osadía de rebatir el argumentario del primer responsable del Banco de España, porque de eso se encargan personas más autorizadas como así ya lo han hecho. Mi intención con este comentario que hoy traigo aquí es seguir contribuyendo, al igual que los casi 9 millones de jubilados, en la protesta contra las indignantes formas con que los políticos en el poder nos tratan soltando por esa boca que Dios les dio insultantes frases que no nos merecemos.

¡Que atrevimiento el del gobernador del Banco de España –que cobra 195.000 euros al año– reprochar a los jubilados la propiedad de un piso ganado con el sudor de su frente y con horas de trabajo para que precisamente ahora puedan tener donde pasar el resto de sus días sin agobios e incertidumbres de poder pagar un alquiler! ¿Cómo se nos puede reprochar que no hayamos ahorrado en planes de pensiones a quienes hemos currado, y cotizado sin rechistar, durante cuatro decenas de años para tener derecho a una paga con la que poder seguir existiendo dignamente en esta vida? ¿Cómo vamos a ahorrar teniendo que pagar toda una retahíla de impuestos para que el susodicho –sin olvidar a los políticos– puedan percibir, a nuestra cuenta, un sueldo público y otras ventajas económicas que le cuelgan? ¿Por qué habremos de establecer un fondo de pensiones si tenemos el derecho de percibir el merecido subsidio de la Seguridad Social que para eso hemos cotizado?

Falar por non estar calado dicen en mi tierra y eso es lo que ha hecho el señor Linde con sus palabras, con las que sale al paso de las protestas de los millones de pensionistas, defendiendo los intereses del Gobierno, que para eso lo ha nombrado gobernador del Banco de España, y de los planes de pensiones que ya sabemos todos a quienes benefician. ¡Lo que hay que oír!

'Ego pensionista', ¡lo que hay que oír!
Comentarios