sábado. 24.08.2019 |
El tiempo
sábado. 24.08.2019
El tiempo

Marín, la calle Alcalde José del Río

LAS OBRAS de renovación y humanización de la calle Alcalde José del Río -abierta hace casi medio siglo siendo alcalde Alfonso T. Martín Suárez- financiadas por la Diputación de Pontevedra son ya realidad y si nada se tuerce estarán terminadas antes de que finalice el año. Esta calle recibe el nombre de José del Río como reconocimiento de Marín a la labor ejercida por este marinense durante el tiempo que ejerció como alcalde, años 1914 a 1924, periodo durante el cual fue elegido como mandatario municipal hasta tres veces consecutivas. Fue "el más decidido y emprendedor de los alcaldes que tuvo Marín en el primer tercio del siglo pasado". (Marinenses en el Tiempo, J. Torres Martínez).

Inquieto por labrarse un porvenir sigue el camino de la emigración y en 1898 embarca rumbo a Puerto Rico regresando a Marín tres años después iniciando su actividad como comerciante en un establecimiento de ferretería y efectos navales próximo a la curva de la calle del Baño que se conocería como o comercio do Bicho. Personaje de carácter sencillo y honrado llega a ocupar importantes cargos de representación del comercio local así como en sociedades recreativas y culturales de la villa. Ocupa la alcaldía por primera vez en 1914 encontrándose con el Concello en una difícil situación administrativa que supo normalizar "procediendo con energía al saneamiento de las cuentas actualizando el pago de los impuestos atrasados, pagando a los acreedores y ordenando los recursos municipales ajustando el presupuesto municipal a las necesidades del municipio". 

De encomiable puede definirse la gran labor política, social y comercial desempeñada por José del Río durante los diez años en los que tuvo a su cargo el destino municipal de Marín, como así dan fe los periódicos de la época, y es que "tenía un amor acendrado al Marín que lo vio nacer" (Morrazo, 1916).

A su gestión se debe el histórico Proyecto de ensanche y saneamiento de la Villa encargado al ingeniero Rafael Picó, que sería la base del despegue de Marín hasta nuestros días, y al que daban forma actuaciones tan importantes como "el relleno de una amplia zona marítima hasta el límite con Cantodarea, la construcción del paseo por Orillamar; la urbanización a orillas del río Lameira hasta el Puente de Hierro, la planificación de la Alameda con sus jardines y su palco, la Casa Consistorial, el Mercado y Matadero además de la apertura del acceso a la playa de Portocelo...". Obras de imposible consecución, opinaban entonces los vecinos, dada la precaria situación de las cuentas municipales. Pero los fondos vendrían después gracias a su contribución en la recuperación para el Ayuntamiento de la Lonja de Pescado con cuya acción se abre para Marín la era de su espectacular transformación que él dejó iniciada para su continuidad por los alcaldes que le sucedieron.

El histórico, querido y respetado por su pueblo alcalde José del Río Paredes falleció el 10 de febrero de 1961 a la edad de 80 años.

Marín, la calle Alcalde José del Río
Comentarios