martes. 15.06.2021 |
El tiempo
martes. 15.06.2021
El tiempo

Marín, aniversario de la 'Escola das Monxas' (I)

No es la primera vez que traigo a esta sección algún comentario sobre efemérides relacionadas con la presencia de las Hijas de la Caridad en Marín, haciéndolo hoy por un motivo muy especial. Y es que en este mes se cumple (mejor dicho se cumplió ya hace diez días) el 130 aniversario de la fundación de la Escuela de la Hijas de la Caridad; lo que muchos marinenses conocemos desde niños como a Escola das Monxas (¿E tí en qué escola andaches?: Eu? Na das monxas).

Para ello echo mano de un trabajo que en su día me facilitó el historiador -tristemente fallecido y del que guardo grato recuerdo- Julio Pazos Gómez, que hace algunas precisiones a los datos recogidos de hemeroteca.

El cardenal arzobispo de Santiago, José Martín de Herrera (1835-1922) fue quien tuvo especial interés por establecer en Marín un colegio regido por las Hijas de la Caridad aprovechando el cierre en A Coruña de una de sus congregaciones. Y así es como un grupo de monjas formado por sor Paulina Zapatero, sor Ángela Sanz, sor Gregoria Pardo y Sor María llegan a Marín andando desde Pontevedra para acomodarse en una casa conocida como la de señor Benito. 

El 1 de mayo de 1891 siendo primer capellán Serafín Tubío Costa se inauguran solemnemente las Escuelas de Párvulos y Colegio de niñas San José de las Hijas de la Caridad, presididas por sor Paulina, en un acto que por su importancia docente y religiosa es publicado en el Boletín del Arzobispado mediante una amplia reseña de la noticia destacando que las Escuelas contaban ya con más de un centenar de alumnos (entre niños y niñas). a los que se le repartieron, entre música de banda, "dulces, estampas y medallas". Asistió también la Corporación Municipal presidida por el alcalde e industrial marinense, José Martínez Touza.

Poco tiempo después se sucedían numerosas peticiones de inscripción de nuevos alumnos por lo que pronto se precisó construir dos pabellones -con separación de sexos- en un solar (donde hoy se asienta el actual colegio) que compró la congregación estableciéndose "un internado para señoritas". Fue tal el éxito y la buena acogida en Marín de las Hijas de la Caridad que siete años después (1898) ya estaban impartiendo educación a más de setecientos alumnos y alumnas.

En 1905 fallecen el capellán, Serafín Tubío y la superiora Sor Paulina Zapatero sin que pudieran ver el fruto de la semilla que ellos habían plantado como sería la colocación de la primera piedra (el 19 de marzo, festividad de San José de 1906) del nuevo edificio que sería inaugurado como Colegio de la Inmaculada Concepción en septiembre de 1908. La inauguración, presidida por el cardenal Martín de Herrera, ("fundador, patrono y protector") se desarrolló con una serie de actividades que durarían tres días. Según lo describe Julio Pazos Gómez "Narciso Nores ayudó a financiar la construcción como albacea testamentario de Narciso Orelo, marinense fallecido en Argentina". 

Marín, aniversario de la 'Escola das Monxas' (I)
Comentarios
ç