Miércoles. 20.02.2019 |
El tiempo
Miércoles. 20.02.2019
El tiempo

Marín, de nuevo a vueltas con el auditorio

NO ES la primera vez que traigo a este rincón el reivindicar un auditorio que satisfaga las necesidades que Marín tiene para dar acogida a las múltiples actividades culturales y sociales que a lo largo del año se celebran en el municipio. La mayoría de los concellos de la provincia e incluso villas semejantes a Marín disponen de una edificación (del tamaño adaptado a su población) con instalaciones modernas y suficientes donde dar cabida a algún tipo de representación teatral, musical, social, cultural e incluso político que atraiga la atención de un elevado número de asistentes.

Han sido y serán, mientras no se resuelva el problema, numerosas las programaciones que por falta de auditorio se han visto desmerecidas en su categoría. El último caso lo tenemos en el concierto de Sergei Lisenko enmarcado dentro del primer ciclo de música clásica organizado entre el Concello y el Ateneo celebrado en la iglesia vieja y que una vez más puso de manifiesto la necesidad de un local adecuado a este tipo de actos y que precisamente por esa carencia no se le pudo dar la cobertura exigida ante la falta del aforo necesario desmereciendo la organización y la extraordinaria actuación de los intérpretes.

A pesar de que este es uno de los objetivos prometidos por parte del anterior y actual gobierno local del PP, la cuestión es que Marín, una de las diez localidades más importantes de Galicia, sigue sin tener un auditorio tras haberlo comprometido la Xunta allá por el año 2001, que dicho sea de paso financiaba entonces equipamientos de este tipo en Bueu y Cangas. En Marín, al parecer, no se llegó a ejecutar por discrepancias con el gobierno local de aquellos años respecto al lugar de ubicación.

Los grandes espectáculos que requieran un escenario solo pueden representarse al aire libre en el Parque Eguren o en el de Briz y el éxito de su celebración dependerá siempre de la condiciones climatológicas que en más de una ocasión son adversas teniendo que buscar solución en locales con problemas de espacio. Ni el Museo, ni la Biblioteca, ni el Multiusos, ni la Iglesia Vieja, pueden albergar actos multitudinarios, por lo que estas alternativas no complacen ni a la oferta ni a la demanda.

Con la actual Corporación Municipal llega la esperanza de que a lo largo de esta legislatura se ponga sobre la mesa esta necesidad puesto que tanto el PP (precisamente este es uno de los objetivos de cara a esta mandato por parte del gobierno de María Ramallo) como el BNG y Marea Marín destacaban en su programa electoral el deseo de dotar a Marín de un auditorio. Todo es cuestión de llegar a un consenso político que pienso no será difícil alcanzar por la razón de que las promesas deben cumplirse y de que por encima de toda cuestión de partido deben primar los intereses de la ciudadanía. ¡Auditorio xa!

Marín, de nuevo a vueltas con el auditorio
Comentarios