miércoles. 12.08.2020 |
El tiempo
miércoles. 12.08.2020
El tiempo

Marín, fiestas en la nueva (a)normalidad

Con el emotivo pregón pronunciado por el marinense Víctor Loira, Marín dio comienzo a sus ‘Festas do Carme’, cuya programación este año, debido a las medidas de seguridad anticoronavirus, difiere mucho de la que estábamos acostumbrados a disfrutar. Tal es así que echaremos de menos los fuegos de luceria, las atracciones, los carruseles, la batalla de flores (menudo disgusto se llevarán nuestros ‘peques’); las verbenas; y por supuesto la procesión marítimo-terrestre. Así como tampoco se celebrarán con la solemnidad castrense acostumbrada los actos de Jura de Bandera en la ENM.

Sin embargo y a pesar de la preocupante situación sanitaria que nos toca vivir no sería bueno amilanarse y habrá que disponerse a disfrutar de unas fiestas diseñadas por la concejalía del área, con la austeridad y sencillez con las que han sido organizadas. Y aunque las hacen ser menos rimbombantes que las de años anteriores, no les faltan música y humor. Me atrevería a decir que son algo así como un programa de dinamización cultural, que no viene nada mal. La concejala de Festas, Marián Sanmartín dice que «nada tienen que ver con las fiestas al uso. Son unas fiestas más nuestras».

A lo largo de los próximos días y hasta el sábado 18, los marinenses y personas que visiten la villa podremos disfrutar de actuaciones musicales diversas ‘espalladas’ por calles y plazas: pasacalles con grupos folclóricos; batucadas, charangas, conciertos, música de banda, humor, y como no, jornadas de magia dirigidas especialmente al público infantil.

Como se ve, y a pesar de los pesares y de las medidas anti- Covid-19, en Marín no habrá tiempo para el aburrimiento. La verdad que entristecen unas fiestas en las que faltan tantas actividades con las que nos habíamos familiarizado a lo largo de los años y que le daban tanto realce.Y entristece también no poder procesionar a la Virgen Protectora de nuestros hombres del mar. Es una tristeza que se me antoja apreciar en el cartel con el que el Concello de Marín promociona las fiestas. Una entristecida alegoría de la Virgen y el Niño. «Non é tristeza», me replica la autora, la ilustradora viguesa Abi Castillo, que define su obra como «unha maternidade da Virxe co neno en cores azuis que representan o mar, cas flores no pé que representan as ofrendas florais que se tiran ao mar e toda ela rodeada de estrelas como «Stella Maris» a estrela que máis brila e que guía á xente do mar. Na súa man sostén un barco de pesca simbolizando a protección que exerce sobre todos os mariñeiros».

Pues fuera penas y aflicciones. Y aún que aunque sin procesión, nada impedirá que Marín vuelva a cantar a viva voz el día del Carmen, en la misa solemne, y a coro con la Coral Lembranzas, la salve marinera: ¡Salve Estrella de los Mares / Madre del Divino Amor¡. Disfruten de las fiestas y cuidense, cuidémonos.

Marín, fiestas en la nueva (a)normalidad
Comentarios