sábado. 19.10.2019 |
El tiempo
sábado. 19.10.2019
El tiempo

Marín, el Puente sobre el Lameiriña

HASTA LA primera mitad del siglo XIX la comunicación de Pontevedra con O Morrazo se realizaba por el antiguo Camiño Real. A su paso por Marín atravesaba la villa por A Mouta, la rúa Real y la Plaza do Reloxo. Su trayecto era, según se describe en datos de hemeroteca "muy estrecho y dificultoso" sobre todo para los medios de transporte por carretera de aquella época por lo que por parte de los ayuntamientos afectados se reclamaba una carretera adaptada a las necesidades viarias del momento. Y así es como gracias a una R. O. de 21 de septiembre de 1834, S. M. la reina Isabel II aprueba la apertura del Camino de Pontevedra a Marín por la costa en cuyo proyecto se incluye la construcción de un puente sobre el río Lameiriña. Coincidiendo con el 85 aniversario de aquella disposición que lo hizo posible haré un recorrido –a través de datos de hemeroteca, y otros que en su día me aportó el recordado historiador Julio Pazos Gómez, por cómo y por qué se construyó. 

El puente se inauguró ocho años después de aprobarse su construcción, concretamente el 29 de junio de 1842. Su apertura fue todo un acontecimiento sobre todo porque se inauguraba en honor al Regente Espartero. Al acto concurrieron las autoridades de toda la comarca, los Batallones de la Milicia Nacional de Pontevedra y Marín,  y el Cuerpo de Carabineros. En la ría amanecían los buques engalanados acompañando al bergantín de S. M.  Soberano desde donde se hacían los saludos de ordenanza. Grupos de gaitas amenizaban con su música la inauguración que remataba con la actuación de la Danza de San Miguel que era lo más esperado por la multitud de marinenses allí congregados. 

Pero detrás de su construcción está un personaje histórico de Galicia. Gracias a su recomendación es por la que Marín llega a disponer de un puente sobre el río Lameiriña. Hablamos del ilustre ferrolano José Lucas Labrada (172-1842), autor de la Descripción Económica del Reino de Galícia (1804) en cuyas páginas dedicadas a los Caminos Transversales de Galicia, sugiere (sic): "Los caminos que salen del Puerto de Marín y están más necesitados de reparación, son los que van para las villas de Pontevedra y Cangas; construir un puente sobre el río Zapal y otro que facilite el paso al Fuerte de San Fernando y a la fuente principal de la Villa; y se necesita construir también en ella un muelle para el embarco y desembarco de géneros...".

Las sugerencias de Lucas Labrada fueron tenidas en cuentan en la más altas esferas políticas de la Nación y Marín no solo conseguiría el puente sino además el muelle recomendado por el insigne ferrolano quien curiosamente falleció en el mismo año en el que se inauguraba el subsodicho viaducto para el que, dicho sea de paso, en la actualidad se viene reivindicando su antiguo nombre de Puente de la Libertad. Pero ésta es otra historia. 

Marín, el Puente sobre el Lameiriña
Comentarios