Lunes. 19.11.2018 |
El tiempo
Lunes. 19.11.2018
El tiempo

Las obras continuadoras de la EN de Marín

DESPUÉS DE la inauguración de los edificios clave para el inicio de los estudios, las obras de la Escuela Naval Militar de Marín continuarían, en diversas fases, hasta el año 1990. A partir de 1943, año de su apertura, y siempre bajo la dirección del arquitecto  Antonio Cominges Tapias, se construyen el polideportivo –considerado en aquellos años como el mejor de Europa– y la piscina climatizada, además de los viales de acceso, las instalaciones portuarias  y la infraestructura de apoyo logístico a buques y aeronaves, obras todas ellas que rematarían al finalizar la década de los 40. Su configuración arquitectónica, su situación en plena ría y sus instalaciones, convertían a la ENM en una inmejorable academia para la formación de los oficiales de la Armada.

Con el paso de los años las necesidades de su ampliación se hacía acorde con el crecimiento y la modernización de la Marina de Guerra por lo que en 1975 se llevarían a cabo nuevas construcciones, cuyo proyecto se encargaría a Alberto Cominges, (hijo de Antonio Cominges autor del proyecto primitivo) quien siguiendo la línea de su padre, dirigió las obras del Cuartel de Alumnos Francisco Moreno y el edificio de aulas Isaac Peral. Años más tarde, en 1990, se construye un edificio destinado a la Comisión Naval de Regatas con aula de maniobras e instalaciones portuarias, conjunto al que se denomina Principe de Asturias. Especial importancia tienen sus zonas deportivas, que poco a poco se van abriendo al uso de la población civil que las solicita. En la actualidad y como muestra de su modernidad destacar que desde 1987 existen dentro del recinto la ENM el Centro de Medidas Electromagnéticas de la Armada (Cemedem) y el Centro Universitario de Defensa inaugurado en 2009, encargado de impartir la titulación del grado de ingenieros mecánicos a sus alumnos.

Volviendo atrás, concretamente al período de su construcción y recogiendo datos históricos de hemeroteca bueno es recordar que las obras de la Escuela Naval en Marín fueron adjudicadas a José Pernas Peña de Vigo quien a su vez subcontrató muchos de los trabajos a pequeñas y medianas empresas del entorno de Pontevedra y Marín, llegando a dar empleo durante cuatro años (1939-1943) a un millar de personas (datos de la Comisión Inspectora del Ministerio de Marina) "en una época de gran penuria para el país y sin los avances de hoy en día", nos recuerda Gonzalo Villar Rodríguez en su publicación La Escuela Naval Militar. 2016. El coste de las obras ascendió a algo más de tres millones de pesetas de la época. Ocupa una superficie superior a las 300.000 metros cuadrados sobre los que se asientan cuarenta edificaciones, entre otras y las que más la definen: Patio de Aulas Alvaro de Bazán; Casino de Alumnos Almirante Bonifaz; Cuartel de Alumnos Marqués e la Victoria; Cuartel de Marinería Méndez Núñez... 

Solo resta decir ¡enhorabuena a la Armada Española en el 75 aniversario de la llegada de la Escuela Naval a Marín!

Las obras continuadoras de la EN de Marín
Comentarios