martes. 17.09.2019 |
El tiempo
martes. 17.09.2019
El tiempo

Abel se rinde ante la empanada de Silleda

El alcalde de Vigo ejerce de pregonero en el evento gastronómico de Bandeira y se confiesa: "Eu podo vivir só de empanada"
El alcalde de Vigo, Abel Caballero, disfrutando de la Festa da Empanada de la que fue pregonero, ayer, en Silleda. PATRICIA FIGUEIRAS
El alcalde de Vigo, Abel Caballero, disfrutando de la Festa da Empanada de la que fue pregonero, ayer, en Silleda. PATRICIA FIGUEIRAS

"Eu son un namorado da empanada. Eu podo vivir só de empanada". Así de contundente se mostró ayer el pregonero de la XLV Festa da Empanada de Bandeira, en Silleda. Y no estamos hablando de uno cualquiera. El encargado de apadrinar el evento gastronómico este año fue el mismísimo alcalde de Vigo, Abel Caballero. "Ata que decidín que tiña que adelgazar un pouco, comía empanada un día si e outro tamén. Porque a empanada é o mellor plato do mundo. É marabillosa". Estoy contigo, alcalde.

Caballero fue ayer la estrella de un evento que empezó el pasado miércoles con fútbol, tenis y... ¡un campeonato de canicas! El jueves se celebró el festival Bandeirock, en el que participaron Nao, Calle del Ruido, Mojo Experience y Os John Deeres. El viernes le tocó el turno a la música tradicional con el Esmorga Folk, en donde actuaron A Roda, Airiños da Freba, Cantigas de Elena y Fanfarria Furruxa. Y ayer fue el día grande del festejo, con pregón y subasta de empanadas. En la categoría de aficionados se presentaron 26. En la de profesionales, once. Las hubo de zamburiñas con gambas; de vieiras con langostinos y ajo negro; de grelos, chorizo y queso de tetilla... Y lo voy a dejar aquí que se me hace la boca agua.

MÁS CELEBRACIONES

Ayer tuvo lugar la XVIII Xuntanza Anual da Familia Ocampo, en el Castelo de Soutomaior. Asistieron unas 70 personas para rendir homenaje, en esta ocasión, a Concepción Ocampo Táboas. Nacida en Redondela en 1953, Concepción estudió en el colegio de su tío Antonio Reguera y de su mujer Maruja Ocampo, en Arcade. A los 14 años continuó en la Academia Buela de Pontevedra. "En 1969, o seu pai, o veterinario Juan Ocampo, pide destino para Pontevedra, onde ela remata o Bacharelato e a carreira de Maxisterio, realizando as prácticas en nocturno", nos cuenta su familia. "Entraría mediante oposición na Caja de Ahorros de Pontevedra, onde traballaría durante 41 anos até a súa xubilación". Ayer, se le rindió el homenaje que merecía. Desde aquí nos sumamos a él. Todos los que tenemos la suerte de conocerla sabemos que es maravillosa. ¡Un beso, Concha.

Abel se rinde ante la empanada de Silleda