sábado. 07.12.2019 |
El tiempo
sábado. 07.12.2019
El tiempo

Celebrando la vida... y la muerte

Lucía Pedroso. GONZALO GARCÍA
Lucía Pedroso. GONZALO GARCÍA

LO DEL HUMOR negro no es asunto de fácil digestión para todos, lo sé. Pero como dicen que la vida hay que afrontarla con positivismo, yo no puedo tomarme de otra forma la campaña publicitaria con la que me topé este martes. A las puertas del Día de Difuntos, una conocida cadena de comida rápida anuncia que regalará de por vida uno de sus productos gastronómicos (en concreto, pollo) a quien publique su propia esquela en el periódico y la comparta en redes sociales. ¡Como lo oyen! Así que, quedan avisados: si ve la esquela de su vecino en la prensa y a la media hora se lo cruza por la calle, no es un zombie, es un devoto de la ‘fast food’ y, claro está, una persona con un sentido del humor... especial, dejémoslo ahí.

Lo que espero es que el muerto no acabe siendo usted, del doble susto: por el inesperado adiós de su conocido y por verlo resucitado, después. Y, pensándolo bien, ¿tendremos ahora que desconfiar hasta de la información de las esquelas? Yo, desde luego, las voy a empezar a poner en cuarentena. Bueno, dejémoslo así y hablemos de vida. Y qué mejor manera de hacerlo que cumpliendo años. Ayer lo hizo la expresidenta de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Pontevedra, Lucía Pedroso, que alcanzó los 43. ¡Muchas felicidades! Aunque sea con un día de retraso, la intención es lo que cuenta. Más despistada estuve con el aniversario de la concejala de Promoción Económica e Turismo de Pontevedra, Yoya Blanco, que cumplió el pasado lunes y a mí se me pasó mandarle un abrazo y desearle un cumpleaños muy feliz. Lo de la edad de la edila queda para otro día porque, presumida ella, en su Facebook no especifica cuántos otoños celebra.

De enhorabuena está también el jefe de Servizo del Centro de Saúde de A Estrada, Juan Sánchez Castro, y todo el equipo del ambulatorio, que este martes recogió, una vez más, el premio Best in Class como el mejor de España en su categoría. Eso sí que son buenas noticias, para médicos y, cómo no, para pacientes. Una fecha, está claro, para marcar también en el calendario. Quien también pondrá en rojo una fecha será el joven piloto silledense Christian Costoya, que el pasado fin de semana compitió en Sarno (Nápoles) en el mundial de karts. Aunque la suerte no le acompañó (quedó en el puesto 22), fue todo un logro para un niño de tan corta edad, como es su caso. Animándolo en la localidad italiana estuvieron el alcalde trasdezano, Manuel Cuíña, y la edila de Deportes, Mónica González, quien, por cierto, cumplió con sus responsabilidades como edila y como responsable de prensa del Concello que es, enviándonos información al minuto desde Sarno. ¡Gracias, compañera!

Celebrando la vida... y la muerte
Comentarios