Lunes. 12.11.2018 |
El tiempo
Lunes. 12.11.2018
El tiempo

Cien años para contar

Una pontevedresa que cumple un siglo y una gran familia que se junta

HOY DEBO destacar en estas líneas a nuestra querida vecina Carmen Fernández Amil, que cumplió este sábado ¡un siglo de vida! La de historias que tendrá que contar esta pontevedresa... Estas ocasiones no deben ser desaprovechadas. A ver si consigo que mi Lores, que estuvo este sábado por su casa para felicitarle este cumpleaños tan especial, me la presente. Seguro que aprendo con ella más que con la Wikipedia. ¿Acaso no son tesoros los abuelos?

Hablando de historias que contar... Este sábado estuve en el fabuloso cierre del Festival Internacional de Jazz e Blues. ¡Qué maravilla! Stefano Bollani estuvo de diez. ¡Qué pena me da que se acabe! Me consuela pensar que la semana que viene en Marín habrá otro festival que promete, con mucho rock and roll y unos DJ que solo utilizan vinilos, el Marín Vivo. No me digan que no suena interesante. Espero que esa noche no tengamos que soportar los 30 grados que nos deparan hoy, Madre mía de mi vida, con este calor el único plan que puedes llevar a cabo es el vuelta y vuelta al sol y los chapuzones en Mogor. Aprovecho para recordar a mis sanos lectores que se pongan crema, que lo que dice una madre va a misa y la mía siempre me recuerda que el sol no es broma ninguna. 

Aunque ni el calor abrasador me quita de darme un paseo por el puerto de Beluso. Al parecer una casa al pie de la ría, La Roiba, ha sido premiada -¡a nivel nacional!- por la Bienal de Arquitectura. Hay que verla en primera persona.

Bueno, y tenemos que mencionar también a la familia Durán, de A Estrada y Guimarei, que celebró ayer su encuentro anual en el Recreo Cultural. ¡Cincuenta personas se juntaron! ¡Caray, que suerte tienen algunos; menudas fiestas se deben montar entre todos!

 Menos contentos tienen que estar los 30 niños que participaron en el campamento de verano Cinematographic Creation Camp del Aula Uned de Portas, donde han estado aprendiendo inglés a través del deporte y el patrimonio portense, que se clausuró con la presencia del alcalde de la localidad, Víctor Estévez, y organizadores del curso. ¡Qué suerte!

Cien años para contar
Comentarios