domingo. 20.06.2021 |
El tiempo
domingo. 20.06.2021
El tiempo

Una concejala a la última

Yoya Blanco. CEDIDA
Yoya Blanco. CEDIDA

¿Qué tienen en común Tamara Falcó, la televisiva marquesa cocinera, y nuestra Yoya Blanco, concejala de Promoción Económica e Turismo? Pues aparte de una simpatía desbordante que las dos van a la última. Y la última es, en este caso, llevar una de las modernísimas gorras que diseñan, dicen, el cuñado y la hermana de la primera, Fernando Verdasco y Ana Boyer. 

Antes de que esto se me convierta en el Hola! les cuento que Yoya visitó este jueves la nueva tienda que la firma Seven acaba de inaugurar en plena milla de oro. Ella, que se confiesa amante de la ropa y los complementos de este establecimienot, aprovechó la visita al negocio de Pablo Martínez, "un verdadeiro #PonteLover, un emprendedor e un innovador" para felicitarle por su propia marca, Buddy, y no pudo resistir la tentación de adquirir una gorra de Cocowi, con unas fresitas. Solo falta por ver si se apuntará al postureo en Instagram como Tamara. 

Di que sí, Yoya, que la recuperación del tejido comercial pontevedrés no se hace solo. 

Gorra no llevó la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, quien este jueves se pasó por Moaña en una visita institucional que no estuvo exenta de sustos, y digo sustos de manera literal. La representante nacionalista se vio obligada a interrumpir de manera abrupta sus declaraciones ante el fuerte sonido de unos petardos que casualmente decidieron hacerse sonar en la zona. Fueron doce, como las campanadas de Nochevieja, y los asistentes tuvieron que interrumpir toda declaración y grabación en ese tiempo. El fuerte estruendo pilló por sorpresa también a la alcaldesa, Leticia Santos, que dejó claro que los petardos no tenían nada que ver con el Concello y se mostró preocupada por el estado de dos perritos que estaban en la zona. Al igual que Núñez Feijoo con las campanadas del reloj de la Peregrina hace unas semanas, Pontón se tomó con humor la interrupción y continuó con sus declaraciones una vez finalizó el ruido. 

Y hablando del BNG, tampoco me puedo olvidar de felicitar a Lucía Santos, portavoz municipal del grupo en Marín, que ayer estuvo de cumpleaños. También la felicitó Ana Pontón durante la visita. 

Y, será por felicitaciones, la mía va para Lois Pérez. Al poeta y músico se le caía la baba porque su hijo, que se llama igual es el niño que protagoniza la portada del libro O pasado por vir, que coordina Montse Fajardo y que se presentó el miércoles en la Deputación. "Orgullo de pai", puso en Twitter. Tampoco faltó el "orgullo de avoa". Y mi última felicitación de hoy va para María Fernández Camiña, trabajadora del Servizo de Axuda no Fogar de Sanxenxo, que se jubila tras dos décadas de trabajo. Recibió la Madama de Silgar en bronce de manos del alcalde, Telmo Martín, y del concejal de Servizos Sociais, Daniel Arosa.

Una concejala a la última
Comentarios
ç