Opinión

Cumpleaños y canciones

La Praza de España de Pontevedra acogió una nueva jornada de Pontebirra. RAFA FARIÑA
photo_camera La Praza de España de Pontevedra acogió una nueva jornada de Pontebirra. RAFA FARIÑA

Yo tengo bastante facilidad para aprender idiomas. Puedo presumir de ello. Y aún así el ucraniano me parece bastante complicado. Por eso no puedo pasar por alto la sorpresa que me dio ayer el político lalinense Rafael Cuiña. Me la dio a mí y a todas las personas que acudieron al congreso de Compromiso por Lalín en el que fue proclamado candidato a la Alcaldía. Rafa se arrancó con unas palabras en la lengua de Volodímir Zelenski y lo hizo en ese congreso para dirigirse a vecinos de Lalín que son ucranianos.

Hablando de Lalín, el portavoz socialista, Román Santalla, estuvo de cumpleaños el jueves pasado y a mí se me fue el santo al cielo y me olvidé de felicitarlo; así que ahora, para compensar, la mando felicitaciones dobles. 

Otra que estuvo ayer de cumple fue la periodista y guionista Diana López Varela, que sopló 36 velitas en la tarta. Muchas felicidades a ella también.

Y como la cosa hoy va de cumpleañeros, ayer me hizo mucha ilusión recibir un whatsapp de Elías Malvar Ogando, bloguero y vecino de Cerdedo-Cotobade que el jueves cumplió 95 primaveras y, como lo felicité en esta sección, me respondió agradeciéndome los elogios que, aunque según él son exagerados, no lo son en absoluto. Menos mal que me volvió a decir que no se cansa de cumplir años ni de "dar la tabarra con sus rollos literarios". De rollos nada. A seguir así, que da gusto leerte.

También da gusto leer a Manel Loureiro, que no sé cómo da abasto con tanto sarao. Si la semana pasada lo teníamos recogiendo uno de los Premios Pontevedreses del Año que entrega Diario de Pontevedra, estos días está como invitado en Pasapalabra, de Antena 3. El escritor incluso se atrevió a romper el guión recreándose al ganar a David Civera en ‘La Pista’, celebrando por todo lo alto haberle vencido a la primera. Loureiro fue el más rápido con el pulsador y empezó a bailar en cuanto reconoció el fragmento. "Y es que, además, me la sé", dijo con una gran sonrisa al reconocer los primeros acordes de ‘ I Was Made For Lovin’ You’ de Kiss. Tan eufórico estaba que se fue al lado de David Civera a responder y bailotear. Más que para regodearse, lo hizo porque, según dijo, tenía algo de miedito a enfrentarse a un cantante en una prueba de reconocer canciones, así que ganarle hizo que se viniera arriba. En Twitter ya había animado a todo el mundo a ver el programa para comprobar "lo riquiño que soy y como asesino canciones", dijo. Por cierto, el escritor aprovechó para promocionar su última novela con una camiseta de ‘La ladrona de huesos’.

Comentarios