Opinión

Estampas dignas de inmortalizar

Tres ferraris con matrícula portuguesa, este sábado, en el Paseo de Silgar. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
photo_camera Tres ferraris con matrícula portuguesa, este sábado, en el Paseo de Silgar. JOSÉ LUIZ OUBIÑA

Si me hubieran dicho que este era un sábado de julio, me lo habría creído. De no sacar el paraguas de la mano, estos últimos días pasamos a sacarnos todas las capas de encima, porque el calor que está haciendo este fin de semana no hay quien lo aguante. Con razón las playas de la provincia estaban abarrotadas de locales e incluso de turistas

Fue precisamente en el paseo de la playa de Silgar, en Sanxenxo, donde este sábado los pontevedreses pudieron admirar una imagen poco usual, más propia de Puerto Banús. Y es que tres ferraris de color rojo atravesaron el municipio tan tranquilamente, como si no parecieran una escena de la mítica saga de cine Fast & Furious. Como era de esperar, a muchos de los viandantes del paseo se les iba la mirada cuando los coches pasaban por su lado. Y es que un deportivo de estas características es el sueño de cualquier amante de los automóviles. Otro detalle a resaltar de la estampa es que los ferraris eran de matrícula portuguesa, un indicativo de que el verano ya no es la única época del año en la que los foráneos llenan el municipio sanxenxín.

G
Recogida de basura marina en la Ría de Arousa. DP

Otra estampa destacable de este sábado fue el resultado de la recogida de basura marina convocada por Afundación en el entorno del islote Guidoiro Areoso, en la ría de Arousa. Los participantes fueron 17 barcos, 32 buceadores y 62 personas voluntarias. El resultado 1.300 quilos de residuos fuera del mar. ¡Cómo me gustan este tipo de acciones! Si en una mañana han conseguido liberar el entorno marino de tal carga, no me imagino cómo quedarían los fondos si esta práctica se convirtiera en rutina semanal.

Y me despido, pero no sin antes contaros que el escritor y periodista pontevedrés Manuel Jabois ha sido invitado a participar en el veterano ciclo Escritores en su tinta, en Molina Segura (Murcia). Y es que Manuel no deja de esparcir su talento y conocimientos por todo el país, unos conocimientos que, como bien saben, empezaron en esta casa, en Diario de Pontevedra. ¡Qué orgullo!

Comentarios