viernes. 25.09.2020 |
El tiempo
viernes. 25.09.2020
El tiempo

¡Ganas locas de leer a Manel!

Manel Loureiro. OLGA FERNÁNDEZ
Manel Loureiro. OLGA FERNÁNDEZ

Bueno, bueno, bueno, qué ganas locas tengo de que llegue a mis manos La Puerta, de Manel Loureiro. La editorial Planeta planea sacarla a la venta el 29 de septiembre y yo estoy contando los días, la verdad. Hoy se me ha venido esto a la cabeza hace un ratito cuando, revisando mis redes sociales, me encontré con un post de Manel en Facebook en el que cuenta cómo a veces, cuando sale a pasear con su quad, se mete en problemas. «Llega la época de subir a la montaña, de meterse en problemas por trialeras endemoniadas y quedarse atrapado en trampas de barro, de descubrir paisajes increíbles y rutas abandonadas desde hace décadas», escribió. "El sol volverá, sin duda, pero mientras tanto, toca trepar. (Las fotos son de una de las últimas veces que me quedé enterrado en una ciénaga. Cosas que pasan)".

A Manel el cielo gris de ayer por la mañana le recordó que "empieza a oler a invierno" y a mí, que me muero por leer La Puerta. Y es que un par de compañeros del periódico que ya han tenido la suerte de poder devorar el título (gracias a esos ejemplares pre-venta que la editorial distribuye entre periodistas, críticos, etc.) me han puesto los dientes largos. ¡Y de qué manera! Apenas me han contado dos cositas, pero no me aguanto sin compartirlas con ustedes. Ya saben cómo soy. Así que si le llaman spoiler a cualquier cosa, hasta a conocer algo que sale en la primera página y no influye en el relato, no sigan leyendo. Primer detallito que me han avanzado: en las páginas de la novela hay un guiño a este periódico. ¡Muero de amor con esto, Manel! ¡Muero-de-a-amor! Segundo: según me han contado, a Miguel Anxo Fernández Lores y a Yoya Blanco le va a gustar especialmente esta historia. ¿Y eso por qué? ¡Pues no me han querido decir más! Que les va a gustar mucho y ya está. Es todo lo que les he podido sacar a estos impresentables que, evidentemente, conocen bien mi lengua larga y que soy incapaz de guardar un secreto. Pero estén tranquilos: en cuanto caiga en mis manos la novela, aquí contaré todo lo que considere que haya que contar.

Siempre, con el rigor que me caracteriza. Aunque a veces meta la pata. Una cosa no quita la otra. Todos somos humanos. Y yo, lo saben bien, soy muuuyyy humana. Sobre todo, en lo que a cometer errores se refiere. Todo esto viene a cuento de que ayer felicité a Víctor Rivas por su cumpleaños explicando que era "ilustrador y edil del BNG en Cerdedo-Cotobade". En lo primero me quedé corta, porque no es un ilustrador, sino un grandísimo autor que trabaja desde su casa de Trabazo para todo el mundo. Y en lo segundo me lié bien liada. Él mismo me corrigió ayer en las redes sociales: "Grazas polos parabéns!!!! Aínda que para o cargo igual teremos que esperar ás municipais un par de aniños... O posto aínda é de Ernesto Filgueira e non ando pensando en ningún golpe de estado!!!".

¡Ganas locas de leer a Manel!
Comentarios