sábado. 15.08.2020 |
El tiempo
sábado. 15.08.2020
El tiempo

Póntelo, pónselo (el gel)

Carmela Silva y Lores, en el Concello. GONZALO GARCÍA
Carmela Silva y Lores, en el Concello. GONZALO GARCÍA

SIEMPRE CON precaución. Es la máxima siempre hay que tener presente. Y más ahora, que con la crisis del coronavirus todos debemos extremar las precauciones. Cuando digo todos, es todos.

Por eso la presente crónica la iniciaré con un gesto que, pese a ser cada vez más habitual, no deja de sorprendernos a quienes nos dedicamos al mundo de la información. La estampa fue la siguiente. La presidenta de la Deputación, Carmela Silva, visitó a ‘mi Lores’ en el Concello, en la sede de Michelena. Que, por si no lo saben, está de reformas...

Pues bien, la presidenta provincial llegó con una sonrisa de oreja a oreja a la sede municipal. Iba a firmar un convenio, el décimo, con el alcalde. La sintonía entre ambos es máxima. Hasta tal punto que a la hora de firmar el documento, el regidor del BNG cogió el bote de solución hidroalcohólica para embadurnarse las manos. Pero antes de echarse gel, se lo ofreció a Carmela, que se mostró encantada con el gesto. "Temos a covid asasinada", le espetó la líder del PSOE.

El alcalde también se mostró encantado con su compañera, destacando el Gobierno de coalición que socialistas y nacionalistas tienen en la Deputación. "Uns máis que outros", puntualizó ‘mi Lores’. ¿Se refería a su coalición en el Concello? No sean mal pensados... o sí...

El hecho es que cuando se disponían a firmar el convenio, el alcalde tuvo algún contratiempo con las hojas. Claro, los dedos se secan y las hojas no pasan tan fácilmente como antes. Y ya saben qué es lo que no debe hacerse nunca: chuparse el dedo y pasar la página. Eso es tarjeta roja.

Carmela se despidió de la sede de Michelena no sin antes declarar su amor por Pontevedra, ciudad que, según dijo, cada día quiere más. ¡Ay como la escuche Abel Caballero! Ya saben ustedes que el alcalde olívico es un firme defensor de Vigo. Pero también saben que la capital es la capital y que esta está en Pontevedra, ¿verdad?

La presidenta de la Deputación también tuvo palabras muy cariñosas para ‘mi Lores’. Aseguró que cada vez que visita al regidor nacionalista éste le hace sonreír. "Sempre me saca un sorriso", dijo la líder socialista sobre el alcalde. Con lo que nos hace falta una buena sonrisa en estos tiempos que corren. Di que sí, Carmela, mejor reír que llorar.

Además de ponerse el gel, Lores y Silva también compartieron ‘besito’ de codo. Los saludos ya no son como antes. Ahora hay que tomar precauciones. Sobre todo para evitar contagios. La denominada "nueva normalidad" es eso. Es saludarnos con el codo, usar mascarilla y lavarnos (o desinfectarnos) las manos con frecuencia.

Póntelo, pónselo (el gel)
Comentarios