sábado. 07.12.2019 |
El tiempo
sábado. 07.12.2019
El tiempo

Rajoy se queda sin pastelitos

Mariano Rajoy, con un cucurucho de castañas este martes en la Praza da Ferrería. RAFA FARIÑA
Mariano Rajoy, con un cucurucho de castañas este martes en la Praza da Ferrería. RAFA FARIÑA

DICEN QUE a nadie le amarga un dulce, pero lo cierto es que este lunes Mariano Rajoy se quedó sin probar los deliciosos manjares de la confitería Solla en su paseo por la Boa Vila. Resulta que el expresidente vino a pasear por esta nuestra ciudad en plena campaña electoral. Lo habitual es que en estas ocasiones viniera acompañado de Ana Pastor. Pero resulta que la exministra ahora se presenta por Madrid y, además, ya pasó por Solla el pasado viernes, como bien publicamos en estas páginas.

Así las cosas, Mariano se quedó sin pastelitos, pero tampoco pasó hambre, pues durante su paseo saboreó unas deliciosas castañas asadas, las reinas del otoño. Y no visitó solo al castañero de la Ferrería, sino también al que despacha el manjar delante del antiguo cine Gónviz. Paco, hijo del mítico Valentín, aprovechó para enseñarle una fotografía que tiene bien visible en su locomotora y que los muestra, curiosamente a ellos dos hace unos cuantos años. Así que Mariano y Paco aprovecharon para reeditar esta fotografía. ¡Un auténtico FaceApp!

Antes de irse a su próxima cita, Mariano se tomó un café rápido con toda su comitiva popular, a la que se unió, un poco corriendo a última hora, el presidente de la Xunta, Núñez Feijóo.

En el grupo se encontraba, por supuesto, la candidata pontevedresa al Congreso, María Ramallo, quien el lunes no dudó en hacerse un selfi para mostrar en su Facebook la buena compañía con la que estaba viendo el debate electoral en televisión, entre ellos Alfonso Rueda o Jorge Cubela. Todo queda en familia.

ORGULLOSO PAPÁ. Y hablando de populares, hay que ver cómo se le cae la baba al poiense Ángel Moldes, quien también aprovechó esta red social para presumir de hijo, ya que el pequeño Sebas disfrutó el pasado sábado de su primer derbi de fútbol sala, entre el Poio y el Ourense, nada menos. Adivinen qué camiseta llevaba el raparigo. Faltaría más. Los corazoncitos no se hicieron esperar en los comentarios.

Y para bonito el broche que lucía este lunes la concejala socialista de Pontevedra Yoya Blanco. ¿Que cómo era? Pues una espectacular rosa roja elaborada en ganchillo a la altura del corazón. Con gestos así, sobran las palabras. Ya me dirás donde lo conseguiste, Yoya.

Y acabo con una recomendación. Porque este miércoles es el último día para visitar la exposición del Liceo Casino en la que pueden verse réplicas de los lienzos más representantivos de la historia, como Las Meninas o el Gernika, reunidos por la Asociación para o Desenvolvemento Educativo e Cultural (ADEC). Si todavía no la han visto, no se la pierdan.

Rajoy se queda sin pastelitos
Comentarios